El ministro Íñigo de la Serna ha visitado Zaragoza.
El ministro Íñigo de la Serna ha visitado Zaragoza. EUROPA PRESS

Ha intervenido, ante numerosos empresarios y políticos, en Ibercaja Patio de la Infanta, en Zaragoza, acompañado por el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, el consejero de Vertebración del Territorio, José Luis Soro, el delegado del Gobierno en la Comunidad Autónoma, Gustavo Alcalde, y el alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, entre otros.

De la Serna ha apostado por "vertebrar el territorio y generar una mayor cohesión social", señalando que "podemos conseguir lo que queramos" trabajando "desde la unión".

Ha rechazado a quienes pretenden "liquidar un país que ha logrado las mayores cotas de progreso y bienestar de nuestra Historia y un sistema de autonomía que ha logrado el mayor nivel de crecimiento y autogobierno", defendiendo a quienes "estamos en justo lo contrario, en unirnos para resolver un problema" como este.

Ha puesto de relieve "todo lo bueno que tiene este país cuando nos sentamos a hablar de cosas importantes para la gente y no pensamos en dividir y crear fracturas", confiando en que algunos de los que escuchen este mensaje "puedan entrar en razón y el día de mañana sentarse en este tipo de foros".

UNA PRIORIDAD

El proyecto del Corredor "es una prioridad social, política y económica que suscribo al cien por cien", ha dicho De la Serna, resaltando su carácter estratégico para el Gobierno de España. Ha pronosticado que mejorará "mucho" la competitividad del conjunto de las comunidades autónomas que participan y que en conjunto representan el 27 por ciento del PIB español.

El Corredor viene a solucionar un problema histórico, la "falta de conectividad" de los puertos con las principales redes e infraestructuras viarias y ferroviarias, ha expuesto el ministro, apuntando que el Ejecutivo central ha puesto en marcha un programa de accesibilidad marítimo-terrestre para unir los puertos con estas infraestructuras con un coste de 1.400 millones de euros hasta 2021, ejecutando los proyectos Adif.

El ministro ha expuesto que la primera línea a la que se ha dado prioridad es la unión entre Sagunto (Valencia), Teruel y Zaragoza, que conlleva una inversión de 335 millones de euros entre 2017 y 2020.

"Hemos empezado por lo urgente", ha comentado De la Serna, observando que las inversiones "pudieran parecer muy reducidas, pero tienen un impacto muy importante" porque las primeras obras servirán para eliminar los límites de velocidad, que en algunos tramos llegaban a los 30 kilómetros por hora. Se ha actuado "en un tiempo récord", ha dicho.

Otra actuación a realizar es la implantación del denominado 'tren tierra' entre Teruel y Zaragoza, una medida "muy importante", puesto que permite instalar el sistema CTC, que a su vez posibilita abrir las circulaciones a las 24 horas del día, reducir los tiempos de viaje y optimizar los recursos humanos porque se pueden realizar conducciones con una única persona y no con dos, lo que para los empresarios es muy importante, ha continuado.

De esta forma "se ha conseguido mejorar sustancialmente la circulación", ha afirmado el ministro, ya que se ha pasado de tres 'surcos' a 15 circulaciones, con la incorporación de cuatro trenes siderúrgicos de Renfe y ocho de Opel; Citröen ya utiliza el puerto de Valencia para sus transportes.

23 MINUTOS

Además, "se han conseguido reducciones en el tráfico de viajeros muy importantes", de seis a 23 minutos, una actuación "extraordinaria para la inversión que hemos hecho", ha aseverado. Si los tráficos de mercancías y viajeros siguen en esta línea será posible incorporar a nuevos operadores.

"A muy corto plazo" se analizará la situación de las estructuras porque no tienen la capacidad de porte necesaria para trenes con un peso de 22,5 toneladas por eje, ya que la mayoría soportan hasta 20,5. De 203 inspeccionadas, hay que reforzar 11, ha planteado Íñigo de la Serna, quien ha anunciado que el proyecto se sacará a licitación a finales de octubre para adjudicarlo "inmediatamente".

El ministro ha mencionado un proyecto ya firmado con el puerto de Sagunto, que consiste en aumentar la capacidad de los apartaderos hasta los 750 metros de longitud, actuación que concluirá en diciembre de 2019.

También forman parte del Corredor los proyectos de electrificación del tramo Teruel-Zaragoza y Sagunto-Teruel, cuyos proyectos se licitarán antes de concluir este año. La seguridad se dotará con 20 millones de euros y la renovación de la infraestructura contará con 47 millones de euros, finalizando la ejecución en 2020. "Son opciones que mejoran los tiempos e incluso pueden llevar a la alta velocidad", aunque las actuaciones deben ser "rápidas" y "realistas".

Por otra parte, ha manifestado De la Serna, el Ministerio trabaja para mejorar de forma "integral" la línea Huesca-Canfranc, con una inversión de 75 millones de euros.

NAVARRA Y LA RIOJA

A partir de Zaragoza, la conexión con el Cantábrico continúa hacia Castejón (Navarra). "Lo que hemos comprometido", es la licitación del estudio informativo de la unión con la alta velocidad en Pamplona, un proyecto de 87 kilómetros dotado con 825 millones de euros. El estudio informativo estará listo este mes "con la vista puesta" en 2019 para sacar el proyecto a información pública.

Un tramo "especial" es el Castejón-Pamplona, para el que ya se ha redactado el estudio informativo. La inversión es de 890 millones de euros para 75 kilómetros y ya se han ejecutado dos tramos, estando pendiente la licitación de otros dos antes de fin de año para que estén en ejecución en 2018.

En cuanto a la conexión de Castejón con Logroño, se abre en dos vertientes, una es la Castejón-Logroño-Miranda de Ebro y otra Miranda-Logroño. Fomento explicará el proyecto este año en la capital riojana.

El tramo Venta de Baños-Burgos se está ejecutando y se terminará en 2018 y queda pendiente el tramo Burgos-Vitoria, para el que hay planteado un estudio informativo que prevé un tráfico mixto.

Y GRIEGA VASCA

También forma parte del Corredor la unión entre Pamplona y la denominada 'Y griega vasca', para la que se barajan dos alternativas, una para unir la capital navarra con Vitoria y otra que a mitad de circulación sube hasta alcanzar la 'Y griega vasca'. Son proyectos diferentes con rangos de inversión de entre 719 y 1.671 millones de euros y un coste ecológico menor en el primer caso. Antes de final de año se presentará el estudio informativo para tomar la decisión final y concluirlo.

"Hay muchos tramos que se están poniendo en marcha", ha indicado el ministro, avanzando que el Consejo de Ministros aprobará este viernes el proyecto del 'nudo de Bergara', con un presupuesto de licitación de 192 millones. Coinciden tres proyectos con una inversión total de 3.300 millones de euros, a finalizar en 2023.

El último proyecto es la conexión Bilbao-Santander, que exige la renovación de la vía. Se trata de una conexión que tiene "muchísimo sentido", ha dicho De la Serna.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.