Juguetes
En Huelva se han realizado 203 controles a distintos establecimientos en lo que va de año.
Cuando se van acercando las fiestas navideñas, los más pequeños empiezan a elaborar sus listas de regalos para enviárselas a los magos de oriente. Los juguetes que suelen pedir son los que ven anunciados en la televisión; los más demandados por los niños son las
videoconsolas y los coches teledirigidos. Las niñas prefieren las muñecas y los juegos.
Las imitaciones de armas de fuego, las joyas de fantasía o los tirachinas no son considerados juguetes

Así, en esta época resulta fundamental controlar la oferta de juguetes para comprobar que cumplen la normativa. La Unión de Consumidores de Huelva recomienda "corroborar que tienen su certificado y su etiquetado en regla y, en el caso de menores de 3 años, que lleven su correspondiente aviso de seguridad".

En la actual legislación, existe un listado con distintos productos que no se consideran juguetes como las hondas y los tirachinas, los juegos de dardos con puntas metálicas, las imitaciones de armas de fuego reales, las joyas de fantasía o los vehículos con motores de combustión.

La campaña de Navidad de control de juguetes del Servicio de Consumo de la Junta de Andalucía comenzó el pasado mes de septiembre pero es en este mes cuando se intensifica la actividad.

Muchos locales importan juegos sin pasar ningún tipo de control

Esta campaña consiste en inspecciones y controles de los productos y la imposición de sanciones a los comerciantes que vendan juguetes que presenten alguna irregularidad. En Huelva, se han hecho 203 controles y se han retirado 605 juguetes de los locales comerciales.

La mayoría de los casos se han registrado en tiendas de bajo precio donde gran parte de los productos no reúnen los requisitos exigidos por Consumo, sobre todo los relacionados con la calidad y la seguridad. La Unión de Consumidores alerta de que "hay muchos establecimientos que importan juegos sin pasar ningún tipo de control".

En los diversos comercios de la capital y la provincia que se han inspeccionado, muchos de los juguetes retirados no tenían el etiquetado con el Marcado CE -estándar de calidad europeo-, contenían piezas pequeñas y estaban destinados a niños menores de 3 años, no contaban con etiquetado o no estaba en español.

Hasta el momento, 102 juguetes han sido destruidos y 466 han sido retirados voluntariamente por los comerciantes.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE HUELVA