Los habitantes de Baleares dedican 255 días de trabajo por persona para pagar la deuda común, una cifra que cae en todas las comunidades autónomas, según los datos del Observatorio de Deuda del segundo trimestre que la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) ha publicado este jueves.

Por su parte, Extremadura (393), Andalucía (363) y Castilla-La Mancha (347) son las comunidades cuyos habitantes tienen que hacer mayor esfuerzo. Y donde menos días de trabajo se dedican a este fin es en la Comunidad de Madrid (195), País Vasco (201), Navarra (214).

Además, en el caso de la deuda regional, se prevé que, en 2017, en promedio, los habitantes de una comunidad autónoma necesitarían destinar 89 días de trabajo para amortizar la totalidad de la deuda.

Las comunidades en donde se necesitan más días para amortizarla son la Comunidad Valenciana (152), Castilla La Mancha (134) y Cataluña (128), mientras que donde emplean menos jornadas sería en Madrid (52), País Vasco (53) y en Canarias (56). Respecto a la deuda regional, en Baleares se necesitan 105 días por persona para pagarla.

A nivel general, los datos proyectan una senda levemente decreciente de la ratio deuda sobre PIB, donde se retrasaría la consecución del valor de referencia del 60% del PIB para el conjunto de las administraciones públicas, por lo menos, hasta el año 2035.