Visita de Guevara a las instalaciones.
Visita de Guevara a las instalaciones. AYUNTAMIENTO.

En un comunicado, el concejal socialista ha insistido en la idea de que resulta inviable que el IMD asuma por sí mismo la reapertura de las actuaciones instalaciones, cerradas desde agosto de 2014 tras 15 años en manos privadas. "Plantear una inversión de cuatro millones de euros supondría dejar cerradas las instalaciones durante varios años y dedicar todos los recursos públicos del IMD de los próximos ejercicios a un parche en unas instalaciones que están muy deterioradas", ha resumido.

"Este gobierno siempre ha defendido que se pueden establecer marcos de colaboración público-privada cuando la inversión sea tan grande que sea inasumible para el Ayuntamiento y lo justifique o cuando se trate de nuevos centros deportivos que se construyan en la ciudad", ha reiterado Guevara, quien defiende que con la licitación de la mencionada concesión administrativa, el PSOE cumple su "compromiso de reabrir esta piscina y hacer de ella un equipamiento adecuado".

La concesión aprobada para que una empresa asuma la inversión de construir un nuevo centro y después goce de su explotación, según Guevara, contempla un coste global de 6,7 millones de euros a asumir por el adjudicatario y un plazo de ejecución de 15 meses. La concesión, en ese sentido, contempla la construcción de una nueva piscina sobre la actual; un área terapeútico-deportiva; una sala de actividades; una sala fitness; una zona cardiovascular; un área de tonificación; al menos tres pistas deportivas de pádel o multideportivas; una ludoteca; una unidad de fisioterapia; y un aparcamiento con 150 plazas para los usuarios.

El edil ha defendido además que la licitación ha sido aprobada tras "conversaciones con distintas entidades y colectivos vecinales de la Macarena, según el cual son muchas las asociaciones que "quieren esta inversión para contar con una nueva piscina dentro de un complejo deportivo".

LA PISCINA DE VIRGEN DE LOS REYES

Fue en septiembre de 1999, recordémoslo, cuando el consejo de gobierno del IMD adjudicó a la sociedad limitada Surpool Servicios Acuáticos Integrales una concesión administrativa para la gestión integral y explotación de la piscina cubierta Virgen de los Reyes, hasta entonces de gestión directa por parte del IMD. La concesión administrativa contemplaba un periodo de cinco años ampliable a 20 años.

Pero a partir de marzo de 2001, Surpool habría dejado de atender sus obligaciones frente a la Seguridad Social, ocasionando que el propio IMD hiciese frente a una deuda de 500.221 euros por este extremo, como "responsable solidario" del impago.

Surpool, además, habría omitido el pago del canon implícito en la concesión administrativa y gracias al cual la administración local esperaba recibir un retorno económico como contraprestación por haber cedido a esta empresa privada la gestión y explotación completa de este recinto deportivo público.

En concreto, Surpool habría llegado a adeudar unos 138.803 euros al IMD. Las deudas de la empresa con la Seguridad Social, según la documentación recogida por Europa Press, motivaron el embargo de la concesión administrativa, subastada en abril de 2011 por la Agencia Tributaria en favor de Atlántico Sur, que tomó posesión del recinto deportivo al mes siguiente.

Finalmente, en agosto de 2014 el IMD ordenó el cierre cautelar de estas instalaciones deportivas por deficiencias de seguridad e higiénico sanitarias y ya en octubre de ese año, tras no pocos conflictos con esta nueva empresa, declaró la plena "caducidad" de la concesión administrativa de la que gozaba Atlántico Sur, recuperando así el Ayuntamiento el control del centro deportivo Virgen de los Reyes y su piscina cubierta.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.