Presidente de CAC-Asprocón, Ramón Montero
Presidente de CAC-Asprocón, Ramón Montero EUROPA PRESS

Montero asume la nueva etapa de la patronal con "honor", confiando en que sea "fructífera", basada en la continuidad y la renovación tras la marcha del hasta ahora presidente, Serafín Abilio.

Durante su discurso en la clausura de la asamblea general extraordinaria de la CAC-Asprocón, ha incidido en que las empresas del sector deberán asumir los retos actuales, construyendo un sector con garantías de precio y calidad, aumentando la productividad y aspirando a reducir costes. Ha pedido además "saber poner en valor" a las empresas que han soportado los años de "la larga crisis con sacrificio".

Sobre la situación en Asturias, ha incidido en la necesidad de generar actividad y empleo para combatir la evolución demográfica en la región. "Solo si hay actividad y empleo dejaremos de perder población, solo con población habrá demanda de viviendas e infraestructuras", ha argumentado.

Con miembros del gobierno del Principado de Asturias presentes en la clausura del acto, ha llamado a "todos" a tener presente este objetivo común y a tomar medidas "adecuadas" para ello. "Nuestro sector puede contribuir en gran medida a este objetivo, ya que la inversión en viviendas e infraestructuras generan empleo y riqueza", ha afirmado.

Durante el acto ha tomado la palabra el consejero de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente del Principado, el socialista Fernando Lastra, quien ha tendido la mano al nuevo representante de los constructores asturianos. "Les ofrecemos colaboración, interlocución y respeto. Les escucharemos e intentaremos ser más ágiles e incrementar la inversión", ha asegurado.

ASUME EL DEBER DE "DEFENDER Y DIGNIFICAR" LA IMAGEN DEL SECTOR

El nuevo presidente de la patronal ha asegurado además que pretende "defender y dignificar" la imagen del sector, rechazando la idea de que los constructores sean los causantes de la crisis económica. "Es profundamente injusto asociar a un colectivo honesto con la imagen de corrupción", ha añadido.

Así, ha rechazado vincular la especulación al sector, puesto que "en todas partes puede haber corruptos", pero "no se debe convertir la anécdota en categoría", ni "atribuir comportamientos absolutamente reprobables al sector".

Frente a esta imagen, ha incidido en la necesidad de que los constructores transmitan a la sociedad y a los gobiernos que el sector es "un motor económico y un potente generador de empleo directo".

Consulta aquí más noticias de Asturias.