Acompañada por el director general de Medio Ambiente, Miguel Ángel Palacio, y el alcalde de Ribamontán al Mar, Francisco Asón, la vicepresidenta ha expresado su satisfacción por ver culminada "una obra muy importante que, aunque no tiene visibilidad para los vecinos, presta un servicio fundamental y básico como es el saneamiento y el abastecimiento".

Además, ha agradecido al alcalde de Ribamontán al Mar por haber concurrido a la convocatoria del Plan de Abastecimiento y Saneamiento de Cantabria, según el cual el Gobierno se hace cargo del 60% de la obra y el Ayuntamiento interesado, del 40% restante, siempre y cuando la obra no supere los 250.000 euros. "Con esta fórmula podemos agilizar muchas obras para que el saneamiento esté garantizado a toda la ciudadanía de Cantabria", ha señalado Díaz Tezanos.

Por su parte, el alcalde ha agradecido al Ejecutivo cántabro la realización de ese tipo de obras porque "los ayuntamientos por nosotros mismos no tenemos recursos suficientes para resolverlas solos, y más en un municipio como Ribamontán al Mar con colectores tan diversificados".

NUEVO COLECTOR

Las obras de saneamiento general de Langre han consistido en ejecutar un nuevo colector de saneamiento desde la zona próxima a la localidad de Loredo con el fin de dar servicio a la mayor parte del núcleo de Langre, unos 130 vecinos.

La ejecución de un colector principal y algunos ramales de saneamientos que se han conectado a la red existente permitirán conducir las aguas residuales desde Loredo hasta el bombeo de Latas para luego ser tratadas en la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Suesa.

Hasta un máximo de 30 viviendas podrán conectarse al nuevo colector, que ha supuesto la instalación de casi 2.8000 metros cuadrados de colector de PVC, así como 66 pozos de saneamiento.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.