Foto de recurso Policía Nacional
Cinco ciudadanos nigerianos han sido detenidos en una operación conjunta de la policía española y francesa contra la trata de humanos. EUROPA PRESS

La Policías nacionales de España y Francia han desmantelado una red integrada por ciudadanos nigerianos y dedicada a la explotación sexual de mujeres de su misma nacionalidad, en una operación en la que han sido detenidas cuatro personas en el país galo y otra más en Torrejón de Ardoz (Madrid).

Según informa la Dirección General de la Policía, la policía francesa comenzó hace casi dos años la investigación y centró sus pesquisas en la localidad de Colmar donde estaba asentada esta organización, que contaba entre sus miembros con una persona que residía en España.

Este fue el motivo por el que la Policía Nacional se puso también tras la pista de este hombre que finalmente ha sido detenido en el municipio madrileño de Torrejón de Ardoz.

La organización contaba con una importante infraestructura internacional con base en Nigeria, país de origen de las víctimas, y también en Europa, concretamente en Italia, Francia y España.

Además disponía de varias células localizadas en distintos países por los que trasladaban a las mujeres hasta su destino final.

Captaban a las víctimas entre los estratos sociales y económicos más bajos del país, aprovechando la situación de necesidad en la que se encontraban y como sucede en organizaciones criminales de este tipo, las víctimas eran sometidas a rituales de vudú por los que se comprometían a obedecer a sus captores, a no denunciarlos y a pagar la deuda contraída.

En el caso no cumplir estos tratos, tanto ellas como sus familiares, padecerían todo tipo de males e incluso eran amenazas con la muerte.

300 víctimas de la trata de seres humanos, liberadas

La operación desarrollada entre ambos países se enmarca dentro de la Segunda Fase del Plan de la Policía Nacional contra la Trata de Seres Humanos con Fines de Explotación Sexual, puesto en marcha en 2013.

Desde entonces la Policía mantiene activadas la línea telefónica 900105090 y el correo trata@policia.es para facilitar la colaboración ciudadana y la denuncia, anónima y confidencial, de este tipo de delitos.

Sólo en los ocho primeros meses de este año, la Policía ha realizado más de 450 investigaciones en esta materia, que se han saldado con casi 850 detenidos y unas 300 víctimas liberadas.