Hospital universitario de Ceuta
Hospital universitario de Ceuta. ARCHIVO

Cinco inmigrantes subsaharianos han tenido que ser atendidos en el hospital de Ceuta, donde uno de ellos permanece ingresado, después de una multitudinaria reyerta protagonizada por decenas de inmigrantes subsaharianos a las puertas del Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI).

Según han informado fuentes policiales, el suceso se produjo en la tarde de ayer en una pelea a las puertas del recinto en la que intervinieron inmigrantes procedentes de Guinea, Gambia y Camerún.

Al parecer, el origen de la reyerta fue la sustracción de teléfonos móviles entre los implicados, lo que dio origen a una batalla campal.

Los hechos se produjeron por un enfrentamiento entre subsaharianos que están alojados en el CETI y otros inmigrantes que fueron expulsados del mismo y que están acampados en los alrededores de estas instalaciones.

Los inmigrantes, armados con palos, botellas rotas e incluso cuchillos, comenzaron una trifulca que obligó a la intervención de varias patrullas de la Policía Nacional así como efectivos de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) que se encontraban desplazados en la frontera.

Los agentes consiguieron acabar con el enfrentamiento, en el que resultaron heridos cinco inmigrantes, que fueron trasladados en ambulancias hasta el servicio de urgencias del Hospital Universitario.

Según fuentes del Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (Ingesa), los subsaharianos fueron atendidos de diversas contusiones y cortes producidas por los golpes, a excepción de uno que tuvo que ser intervenido quirúrgicamente debido a las heridas sufridas en un brazo, por lo que permanece hospitalizado.

La Policía Nacional ha abierto una investigación para esclarecer el suceso.