El PSN también ha llamado la atención sobre el informe del Consejo y ha expresado sus dudas sobre el contenido del decreto, a la espera de tomar una decisión definitiva al respecto tras las modificaciones que pueda plantear el Ejecutivo.

En cuanto al cuatripartito, en términos generales ha avalado el decreto elaborado por el Gobierno, si bien por ejemplo EH Bildu aboga por ir a una modificación de la ley del euskera.

El presidente de UPN, Javier Esparza, ha afirmado que, con el informe del Consejo de Navarra, "queda claro que hay artículos que son ilegales" en el decreto y además "habla claramente de discriminación del 88 por ciento de los navarros que no sabemos euskera, frente al 12 por ciento que lo saben".

Así, Esparza ha criticado, en declaraciones a los medios de comunicación antes de asistir al pleno del Parlamento, que "se vuelve a ratificar que, de facto, si esto sigue adelante vamos a convertir a unos navarros en ciudadanos de primera, los que saben euskera, y otros navarros en ciudadanos de segunda, los que no sabemos euskera". Por ello, ha pedido al Gobierno que "rectifique, que sea responsable y que actúe en relación a la realidad sociolingüística de esta Comunidad y no termine cometiendo una injusticia total y absoluta con el conjunto de la ciudadanía de esta comunidad".

Por el contrario, el portavoz de Geroa Bai, Koldo Martínez, ha defendido que "el decreto sobre el euskera ha tenido un recorrido largo, sinuoso, ha sido muy debatido, muy reflexionado, y para Geroa Bai ha llegado a un punto de centralidad porque no ha caído en el extremo de sobrevalorar el conocimiento del euskera, ni en el extremo de minusvalorarlo".

En su opinión, "es un decreto absolutamente centrado pensado no solo en el interés de los funcionarios, sino de toda la ciudadanía de una comunidad como la nuestra en la que el conocimiento del euskera va a más". Además, ha afirmado que el informe del Consejo de Navarra "no es vinculante", pero "se tendrá en cuenta a la hora de desarrollar el decreto". "Lo vamos a tener en cuenta como tenemos siempre en cuenta las opiniones de los demás grupos políticos, de las organizaciones sindicales o de asociaciones", ha indicado.

El portavoz de EH Bildu, Adolfo Araiz, ha indicado que "si queremos garantizar los derechos lingüísticos en toda Navarra y valorar el euskera como se merece es necesaria la modificación de la ley" y ha añadido que "mientras tanto estaremos discutiendo sobre si la interpretación de la ley es de una manera u otra, si es más estricta o no y la que hace el Consejo de Navarra es muy estricta y limitadora de esos derechos".

Araiz ha insistido en que "es el momento y la oportunidad para tratar de superar ese marco que estableció la ley del Euskera" y ha indicado que "así lo vamos a trasladar al cuatripartito". "La ley es una cosa y la realidad sociolingüística es otra", ha dicho.

El portavoz de Podemos, Mikel Buil, ha considerado que el informe del Consejo de Navarra "dice que el crecimiento de la puntuación de la valoración del euskera es exponencial, pero es que venimos de una situación en la que este idioma ha sido minorizado y discriminado". En su opinión, "la filosofía del decreto viene a reequilibrar una situación que era injusta de partida" y ha apostado por "seguir adelante" con él.

La socialista María Chivite ha indicado que el Consejo de Navarra ha dicho que los artículos "de mayor contenido" del decreto "no se ajustan a la legalidad" y ha añadido que "dice que no se justifica la preponderancia del conocimiento del euskera en el acceso a la función pública". "Parece que el Gobierno de Navarra quiere hacer prevalecer a una comunidad lingüística, que es la del euskera, el 12 por ciento de la población, sobre otra que es el 87 por ciento", ha comentado, para añadir que "veremos las modificaciones que plantea el Gobierno y qué hacemos finalmente con respecto al decreto".

La portavoz del PPN, Ana Beltrán, ha afirmado que el decreto es "absolutamente injusto, favorece a las personas que hablan euskera por encima de los castellanoparlantes, que son mayoría". Por ello, ha adelantado que solicitará que la consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales, Ana Ollo, explique en el Parlamento "si piensa hacer caso a este informe del Consejo de Navarra o piensa seguir adelante como en otras ocasiones, haciendo caso omiso".

Desde Izquierda-Ezkerra, Marisa de Simón, ha comentado que "estamos valorando" el informe del Consejo de Navarra y ha afirmado que "no cuestionamos el decreto del euskera porque es un decreto que hemos negociado las cuatro fuerzas del acuerdo programático". "Se ha intentado y creo que se ha conseguido darle una puntuación al conocimiento del euskera al menos en la misma proporción que se da al conocimiento de otras lenguas", ha valorado.

Consulta aquí más noticias de Navarra.