Según ha informado el Ayuntamiento, tras identificar al conductor y a los ocupantes de un vehículo de alquiler, los agentes intervinieron diferentes sustancias estupefacientes preparadas para su venta, así como útiles para el pesaje y dosificación de las mismas.

Hallaron también en el vehículo dinero en billetes pequeños que podrían proceder de la venta de este tipo de sustancias.

Tras comprobar el estado del vehículo en la base de datos policial se confirmó que éste había sido robado, por lo que se detuvo tanto al conductor como a sus acompañantes.