Jóvenes
Un grupo de jóvenes caminando por una calle de Madrid. JORGE PARÍS

El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) publica este jueves su primer barómetro desde el referéndum ilegal del domingo en Cataluña, que fue elaborado en la primera quincena de septiembre coincidiendo con la aprobación en el Parlament de las leyes que sirven de base para el proceso de independencia.

La encuesta no tiene este mes estimación de voto, aunque sí se pregunta a los ciudadanos por los problemas del país y su percepción sobre la situación política y económica.

Todo hace indicar que la preocupación por la situación en Cataluña dará un fuerte repunte, así como por el terrorismo yihadista después de los atentados del pasado 17 de agosto en Barcelona.

Se espera que la preocupación por Cataluña un fuerte repunte como ya sucedió con el terrorismo tras los ataques de la Rambla y Cambrils

En el último barómetro publicado en agosto, el principal problema seguía siendo el paro -citado por el 70,6%-, seguido de la corrupción.

No obstante, la preocupación de los ciudadanos por los casos de corrupción política bajaron en un mes 3,8 puntos, aunque seguía siendo uno de los tres principales problemas para el 45,3%.

La independencia de Cataluña era una de las tres principales preocupaciones de los ciudadanos para un 2,6% de los españoles, más del doble que un mes antes.

Otro dato relevante de aquel sondeo, realizado ya en plena explosión del debate soberanista en Cataluña, era que aumentaban casi tres puntos, del 15,2 al 17,9%, los españoles que desean un Estado organizado con un único gobierno central y sin autonomías.

En cualquier caso, la mayoría de los encuestados, un 40,6%, opinaba que el Estado debe continuar con una organización territorial por comunidades autónomas, como en la actualidad.