El Juzgado de lo Penal número dos de Logroño ha condenado a dos años de cárcel a D.R.M. por un delito de homicidio por imprudencia, por causar la muerte de una joven de 20 años tras saltarse una señal de "stop" en la carretera N-232, cerca de Haro.

Según la sentencia, este búlgaro de treinta años no deberá ingresar en prisión si paga una indemnización de 995 euros a los padres de la víctima y si no delinque en el plazo de dos años, durante el cual tiene retirado el permiso de conducir.

No respetó una señal de stop

Los hechos se produjeron en marzo de 2006, cuando el acusado conducía un camión con el que se encargaba de labores de carga y descarga de tierra de la obra en la que trabajaba.

Al llegar a la intersección de la LR-203 con la carretera nacional N-232, el procesado no respetó la señal de stop que regula este cruce, situado en las cercanías de Haro (La Rioja). 
La aseguradora de la empresa del acusado y la del seguro del camión han abonado a la familia de la fallecida unos 90 mil euros


El camionero irrumpió en la calzada en el momento en el que circulaba otro vehículo, al que embistió de forma perpendicular, de modo que golpeó la parte frontal del camión contra el lateral izquierdo del coche.

Debido a la colisión, la conductora del vehículo, sufrió un traumatismo craneoencefálico que le causó la muerte seis días después.

La aseguradora de la empresa para la que trabajaba el acusado ya ha pagado a los padres de la chica 5.377 euros por los gastos de los funerales, mientras que la compañía de seguros del camión les abonó otros 88.562 euros.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE LOGROÑO.