Íñigo Urkullu se ofrece a Juncker para propiciar una mediación europea en Cataluña

El lehendakari, Íñigo Urkullu, en una declaración sobre Cataluña.
El lehendakari, Íñigo Urkullu, en una declaración sobre Cataluña.
EUROPA PRESS

El lehendakari, Iñigo Urkullu, se ha ofrecido por carta al presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, para propiciar una mediación europea en Cataluña al tratarse de un "problema de proporciones históricas" que "si no se aborda con rigor" puede derivar en "escenarios delicados también para la Unión Europea".

En la misiva, Urkullu relata sus gestiones para que "la cordura política e institucional impere y se abran cauces de diálogo político que están cerrados". "En este esfuerzo continuaré aunque el muro oscuro de la incomprensión impere", anuncia, y avisa de que este problema "no es solo de Cataluña", sino también de España, un país "significativo para la estabilidad europea y por ende de la Unión".

Por ello defiende que la UE "debe impulsar el desbloqueo" de la situación dada la "incapacidad" de que esto ocurra sin mediación internacional y dado que sus "llamamientos" al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y al rey han sido recibidos con "silencio" o con una respuesta que no ayuda a "la convivencia de realidades nacionales diversas y la evitación de la fractura social".

El lehendakari denuncia que "el sentido de Estado y el fin último de la estabilidad europea no están brillando" por parte los responsables institucionales de España.

El presidente vasco, que en la carta se define como un "europeísta de convicción", reclama un "diálogo sin condiciones y con voluntad de acuerdo", "apela" a la mediación de Juncker y se pone a su disposición en el proceso.

El envío de la carta ha sido desvelado por la eurodiputada del PNV, Izaskun Bilbao, quien ha reclamado que la cuestión catalana forme parte de la agenda del próximo Consejo Europeo. "La estabilidad de un Estado miembro está en juego y, en consecuencia, la de la propia Unión", ha sostenido Bilbao, que ha considerado que "el silencio, el bloqueo o la violencia no son soluciones para un problema que debe abordarse desde la política".

Los eurodiputados españoles han mostrado este miércoles sus discrepancias sobre el papel que debe tener la Unión Europea en la crisis catalana en una sesión que debía versar sobre la cumbre de la UE y horas antes de un debate formal que por la tarde se celebrará sobre Cataluña sin la participación de los eurodiputados españoles.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento