José Sacristán regresa a València para desenmascarar las "cloacas" del poder en 'Muñeca de porcelana'

  • El actor José Sacristán regresa a València para desenmascarar las "cloacas" del poder político, económico y moral en 'Muñeca de porcelana', una obra que representará en el Teatro Olympia junto a Javier Godino desde hoy hasta el próximo 15 de octubre. Con este proyecto, su autor, David Mamet, "no pretende aleccionar a nadie. Más bien lo contrario", ha manifestado Sacristán en rueda de prensa.
Sacristán y Godino en escena
Sacristán y Godino en escena
SERGIO PARRA

A través de 90 minutos que dura la obra, dirigida por Juan Carlos Rubio y versionada por Bernabé Rico, se intentará dar respuesta a varias incógnitas: "¿Están los poderosos libres de rendir cuentas por sus actos?; ¿Existe una élite que maneja los hilos con capacidad para variar el rumbo de los acontecimientos con tan solo una llamada telefónica?".

Sacristán se convierte en este espectáculo -una producción de TalyCual & Bravo Teatro- en un millonario que le acaba de comprar un avión a su joven prometida como regalo de bodas. Su intención es jubilarse y dedicarse enteramente a ella. Aunque durante su último día en la oficina, recibe una llamada que deseará no haber recibido nunca, según la sinopsis.

Mamet, ha apuntado Sacristán, describe en su obra lo que ocurre en Estados Unidos pero esto es "perfectamente trasladable a cualquier sociedad". "Hay una traslación en comportamientos, gestos, que aproximan al personaje", ha dicho. El estreno de 'Muñeca de porcelana' fue en 2015 y se hizo en el Gerald Schoenfeld Theatre de Broadway. Se trataba de la obra original, 'China Doll', protagonizada por Al Pacino y que Mamet escribió para él.

El actor ha afirmado que disfruta interpretando este personaje algo siniestro: "Hacer de hijo de puta puede ser reconfortante. Yo me lo paso pipa haciéndolo", ha manifestado, para agregar que "es una satisfacción hacerte cargo de un personaje a través del cual se dicen cosas". Su compañero, Godino, le ha descrito como "algo psicópata" y un personaje "manipulador que organiza el poder a su propio deseo".

En definitiva, Sacristán se convierte en un "gran magnate" que quita y pone a políticos a su antojo. "Es un magnate del poder", ha manifestado. "Por eso, con esta obra, Mamet quiere que la gente se haga cargo del poder al que votan detrás de ese poder", ha expuesto.

"CREADO POR Y PARA EL PODER"

Por su parte, Godino interpreta en esta ocasión a un joven "sobradamente preparado" académicamente que se dedica a preparar cafés a su jefe -Sacristán- y a escuchar sus conversaciones telefónicas privadas. "Yo soy la auténtica 'Muñeca de porcelana', un chico creado por y para el poder. Frágil", ha expuesto.

Además, Godino ha reconocido que en su personaje "hay improvisación dentro de unos límites lógicos de la obra". "Intento no repetir lo que hice en la función anterior porque no funciona. Cada día intento encontrar el camino del personaje, que está callado, escuchando y aprendiendo", ha manifestado.

Godino y Sacristán han mostrado su complicidad durante la rueda de prensa y el primero ha asegurado que es un "placer" trabajar con su compañero, a quien ha descrito como "una maravilla" que "sabe manejar al público, controlar los ritmos... Destaca su carácter. Es muy perfecto", a lo que Sacristán le ha respondido bromeando: "Muy perfecto es una redundancia. Simplemente soy perfecto".

El actor de Chinchón, en resumen, ha mostrado su "satisfacción" por esta "realidad" -obra- que abarca diferentes direcciones: una puesta en escena muy personal de Juan Carlos Rubio que huye de toda parcela con connotaciones naturalistas; un trabajo de confección de personajes formidable; y la exposición de un tema importante a través de un tipo lúcido, con mucho trabajo y poder, "que muestra un espejo en el que a veces no es agradable mirarse".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento