Bolsa
El IBEX 35 cerró este miércoles por debajo de 10.000 puntos por la crisis catalana. EFE/Mariscal

La Bolsa española ha caído este miércoles un 2,85% y ha perdido los 10.000 puntos en su peor sesión desde el brexit, el 23 de junio de 2016, lastrada por el sector financiero y los grandes valores y por el nerviosismo de los inversores ante una posible declaración unilateral de independencia de Cataluña.

El selectivo Ibex 35, ha perdido 292,60 puntos, hasta los 9.964,90 enteros, con lo que se ha situado en mínimos desde mediados de marzo y ha reducido las ganancias del año al 6,55% después de que haber perdido más del 4 % en apenas tres días.

España se desmarca de nuevo de las principales plazas europeas, ya que algunas han cerrado con retrocesos, pero mucho menores. Ha sido el caso de las Bolsas de Londres y París, que han cedido un 0,01% y un 0,12%, respectivamente. El parqué de Fráncfort, por su parte, ha avanzado un 0,46%.

Nuevo golpe a las empresas catalanas que cotizan en Bolsa

Sabadell, Colonial —con activos inmobiliarios en Barcelona— y CaixaBank lideran las caídas con pérdidas del 5,7%, el 5,5% y el 4,9%, respectivamente.

El resto de compañías catalanas pierden algo menos —Gas Natural (-2,33%), Cellnex (-0,86%)— y Abertis ha liderado las subidas con un 0,9%. "A medida que sobrevuela la idea de una declaración unilateral de independencia, los activos más ligados con Cataluña son los que mayores caídas registran", dice Felipe López-Gálvez, analista de Self Bank.

En el Mercado Continuo, Oryzon Genomics se ha disparado casi un 13% tras anunciar el martes a última hora el cambio de su domicilio social de Cornellà de Llobregat (Barcelona) a Madrid. La biotecnológica ha incrementado su precio hasta los 2,02 euros por acción tras experimentar un alza del 12,85%.

Se dispara la prima de riesgo un 37,4% en menos de dos meses

La deuda española también sufre la incertidumbre de la crisis política en Cataluña. El interés del bono a diez años llegaba hasta el 1,791%, frente al 1,722% del cierre de ayer, su nivel más elevado desde marzo. La rentabilidad del bono español a diez años cerró en el 1,608% el pasado viernes.

De este modo, la prima de riesgo ofrecida a los inversores por la deuda española en relación con el bund alemán alcanzaba los 136,20 puntos, su mayor diferencia respecto al bono alemán de referencia desde el pasado mes de marzo. El 10 de agosto la prima se elevaba a 99 puntos así que desde entonces ha crecido más de un 37,4%.

Todo lo que sea tensionar más la situación no le va a gustar al mercado"La esperanza de que las agencias crediticias eleven la nota de rating a España está fulminada", asegura Markus Allenspach, responsable de renta fija del banco suizo Julius Bär, que alerta sobre la deuda catalana. "Cataluña es el corazón industrial de España y su PIB per cápita supera la media del país, pero sus finanzas son débiles y su rating de deuda podría empeorar aún más si la deriva política empaña el atractivo de la región para los exportadores".

A este respecto, Natalia Aguirre, de Renta 4 Banco, opina que el mercado no va a recibir de buen grado acontecimientos que incrementen más la tensión en Cataluña. "Todo lo que sea tensionar más la situación no le va a gustar al mercado", apunta.