Ya son 509.000 los refugiados rohingya llegados a Bangladés huyendo del 'apartheid'

  • La ONU sigue denunciando la "limpieza étnica" que sufren en Birmania y pide medidas para evitar epidemias y enfermedades.
  • El Gobierno birmano no les reconoce como ciudadanos por creer que son descendientes de inmigrantes ilegales.
Un grupo de rohingyas caminan hacia Bangladés huyendo del rechazo y las agresiones que sufren en Birmania.
Un grupo de rohingyas caminan hacia Bangladés huyendo del rechazo y las agresiones que sufren en Birmania.
EFE

La ONU ya ha elevado a 509.000 el número de rohingya que ha huido del estado de Rajine (en el oeste de Birmania) hacia Bangladés, en el marco de la crisis en la región. De hecho, el coordinador de Asuntos Humanitarios, Mark Lowcock, ha destacado que "los desplazados sufren unas condiciones que son horribles para cualquier ser humano".

Asimismo, ha querido recalcar que se deben adoptar las medidas necesarias para evitar que esa coyuntura se convierta en un a catástrofe, ante la aparición de brotes de enfermedades.

Tanto Lowcock como el director ejecutivo del Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF), Anthony Lake, han reclamado a la comunidad internacional que entregue fondos para ampliar la respuesta humanitaria.

Este mismo martes, Andrej Mahecic, portavoz del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), ha destacado que se ha detectado un brote de enfermedad diarreica que ha llevado a las organizaciones que trabajan sobre el terreno a habilitar decenas de camas para atender a los pacientes.

Los rohingya sufren desde el pasado 25 de agosto un verdadero apartheid en territorio birmano, cuando una serie de ataques por parte de milicianos de esta comunidad contra puestos de seguridad desencadenaron una operación militar a gran escala que ha dejado al menos 400 muertos. Esta operación ha sido denunciada por la ONU como "limpieza étnica".

Bangladés y la inmensa mayoría de la comunidad internacional han reclamado a Birmania que acoja de nuevo a los rohingya que han huido del país, tras lo que la líder considerado de facto del país, Aung San Suu Kyi, se ha mostrado dispuesta a iniciar un proceso de verificación, si bien los términos no están claros.

Los rohingya son una minoría étnica de fe musulmana que se concentra en Rajine. Son más de un millón de personas, pero el Gobierno birmano no les reconoce como ciudadanos porque considera que son descendientes de inmigrantes ilegales procedentes de Bangladés.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento