Hacienda descontará el día a los funcionarios catalanes que hayan hecho huelga

Montoro, en una imagen de archivo.
Montoro, en una imagen de archivo.
EUROPA PRESS

El Ministerio de Hacienda, que tiene intervenidas las cuentas de la Generalitat catalana y que es el que tiene que dar el visto bueno al pago de la nómina a los funcionarios autonómicos, descontará la jornada de huelga a aquellos empleados públicos que hayan secundado el paro este martes.

Aunque el Govern catalán ha dicho que favorecería que los funcionarios autonómicos —unos 180.000— pudieran sumarse al paro general convocado por la llamada Taula per la Democràcia sin que deban descontarse por ello dinero de su nómina, fuentes de Hacienda han recordado que los pagos de la Generalitat están intervenidos desde mediados de septiembre. De hecho, el Govern ha explicado que no descontará el sueldo a quienes hayan participado en el paro de país, pero sí lo hará con los que hayan hecho la huelga general.

Las fuentes han asegurado que Hacienda irá contra el responsable público que se haya comprometido a no descontar la huelga y que se pagará lo que diga la interventora general de la Comunidad, que debe incluir el descuento a los que no hayan acudido a su puesto de trabajo.

En septiembre fue necesaria una autorización preceptiva del departamento que dirige Cristóbal Montoro para que se abonaran las nóminas de los funcionarios catalanes, ya que la Generalitat no puede disponer del dinero que tiene en las cuentas bancarias si no hay una aprobación anterior de Hacienda para liberar efectivo.

Y para que haya esa autorización, la interventora tiene que enviar certificados de todos los pagos que necesitan ser abonados, debidamente acreditados.

El pago de las nóminas y el de otros servicios públicos básicos como sanidad y educación, entre otros, está en manos de Hacienda, que también acordó una no disponibilidad de crédito del presupuesto de la Comunidad para este año.

Unas medidas que, según Montoro, se mantendrán de manera indefinida, durante todo el tiempo que sea necesario para garantizar que no se incumple la legalidad.

Según han explicado fuentes sindicales, el Govern es comprensivo con el paro general de este martes en Cataluña y, en consecuencia, cada departamento de la Generalitat ha dado indicaciones a su personal acerca de cómo aplicar en la práctica esta flexibilidad ante la protesta contra las cargas policiales durante la jornada del referéndum.

Estas fuentes han precisado que uno de estos departamentos, por ejemplo, ha informado a sus empleados de que siempre que se garanticen los servicios mínimos esenciales no computará su ausencia como falta de asistencia a su puesto de trabajo.

Otras fuentes han añadido que en algunos centros del Servicio de Empleo de Cataluña (SOC) les han dicho a algunos trabajadores que no fueran a trabajar.

El ejercicio de la huelga está regulado mediante real decreto, que señala que "durante la huelga se entenderá suspendido el contrato de trabajo y el trabajador no tendrá derecho al salario".

Govern no lo descontará

En una rueda de prensa posterior, la consellera de Trabajo, Dolors Bassa, ha dicho que la Generalitat no descontará una parte de su retribución a los funcionarios públicos que hayan secundado el 'Paro de país' de este martes, sino a los trabajadores públicos que hayan comunicado que ejercerían su derecho a la huelga general que se convocó para este mismo martes.

En rueda de prensa para valorar el seguimiento del 'Paro de país' convocado por la Taula per la Democràcia, Bassa ha respondido así al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

"Lo que podríamos descontar es el coste de tener aquí a las fuerzas de seguridad del Estado y la gasolina del helicóptero que nos sobrevuela. Descontamos esto y solucionamos el tema", ha ironizado.

La consellera ha destacado que el paro laboral se ha situado por encima del millón de personas, superando así la huelga general de 1988 en contra de las reformas del expresidente socialista Felipe González: "Nos felicitamos".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento