Burka
Varias mujeres cubren su rostro con el burka en una imagen de archivo. GTRES

Este domingo entra en vigor la prohibición de llevar burka en Austria, que incluye bajo la prohibición las máscaras de payaso o bufandas que cubran totalmente la cara en lugares públicos.

Las restricciones tienen por objeto "garantizar la cohesión de la sociedad en una sociedad abierta", según el texto legislativo que sostiene esta medida, que asegura que "la aceptación y el respeto de los valores austríacos son condiciones básicas para la convivencia exitosa entre la mayoría de la población austríaca y las personas de terceros países que viven en Austria".

Esta medida ya se ha adoptado en otros países de la Unión Europea y afectará no solo a residentes sino también a turistas, a pesar del gran número árabes que van de visita al país alpino. Quienes incumplan la normativa serán penalizados con una multa de 150 euros.

El próximo 15 de octubre, Austria celebrará elecciones legislativas donde las encuestas pronostican un ascenso de la derecha. El Partido de la Libertad de Austria (FPÖ), de ultraderecha y atiinmigración, puede erigirse como tercera e incluso segunda fuerza política y se baraja un posible pacto con el Partido Popular (ÖVP) del actual ministro de Exteriores, Sebastian Kurz, para acceder al Gobierno, actualmente liderado por el canciller socialdemócrata, Christian Kern.