Trump critica el "pobre liderazgo" de las autoridades de Puerto Rico ante el huracán María

El presidente de EE UU, Donald Trump.
El presidente de EE UU, Donald Trump.
EFE

Donald Trump criticó este sábado el "pobre liderazgo" que según él han mostrado las autoridades de Puerto Rico como respuesta al paso del devastador huracán María, y afirmó que "lo que quieren es que se les haga todo" ante la falta de suministro eléctrico y los graves problemas ocasionados.

"Una capacidad de liderazgo tan pobre por parte de la alcadesa de San Juan y otros en Puerto Rico, que no logran que sus trabajadores ayuden", cargó Trump en su cuenta de Twitter, pocos días antes de su anunciado viaje a la isla caribeña el martes 3 de octubre.

El mandatario lamentó que las autoridades puertorriqueñas "quieren que se les haga todo cuando debería ser un esfuerzo de la comunidad", a la vez que destacó "el fantástico trabajo de los 10.000 empleados federales actualmente en la isla".

Trump, que pasará el fin de semana en su club de golf de Bedminster (Nueva Jersey), tiene previsto este mismo sábado hablar por teléfono con el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, y el director de la Agencia Federal de Gestión de Desastres (FEMA), Brock Long.

Sus declaraciones se producen después de que la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, criticase anoche duramente las palabras de la secretaria interina de Seguridad Nacional, Elaine Duke, quien destacó el jueves la buena reacción de las autoridades federales y calificó lo sucedido como "una historia de buenas noticias".

"No es una buena historia cuando la gente está muriendo, pasando hambre, sed, cuando la gente no puede volver a trabajar. No sé quién en su sano juicio puede decir que es una buena historia para contar", subrayó Yulín Cruz.

Impresionados por esos ciclones, congresistas en EE UU han acusado a Trump en los últimos días de no dar la suficiente importancia a la situación y haber actuado con lentitud en Puerto Rico, donde la infraestructura eléctrica ha quedado totalmente destrozada y hay graves problemas de acceso a comida, combustible y agua.

El huracán María ha dejado a su paso por el Caribe un total de 31 muertos y las autoridades estadounidenses tuvieron que declarar Puerto Rico zona catastrófica.

"El objetivo es salvar vidas"

La propia alcaldesa ha reitarado que la única meta del país es "salvar vidas" y que "no hay que distraerse en nada más". Cruz comentó que había gente que se estaba muriendo ya que no llegan los camiones de ayuda a muchos rincones de la isla. Las autoridades puertorriqueñas cifran en 10.000 los desplazados internos tras el tremendo temporal.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento