Superdotados, sordos, inmigrantes... necesitan una educación mejor

Los profesores piden que les den una formación específica. Un rumano que apenas sabe español, un chico con problemas de sordera, un hiperactivo, un superdotado, otro con baja capacidad intelectual... y así hasta llenar un aula de los que denominan de divesificación.

La LOE habla de crear las condiciones necesarias para tratar a cada alumno según sus necesidades, pero su aplicación depende de las Comunidades y, como siempre, sobre todo, faltan recursos humanos.

Así se desprende de las jornadas La atención a la diversidad: el gran reto de la ley, que ayer organizó la Federación de Enseñanza de UGT.

En ella, los profesores pidieron una reducción en el número de alumnos que forman estos grupos «ya que las necesidades de muchos de ellos son distintas y no se les puede atender como deben».

Más formación

Además, exigieron una formación especializada de los docentes, ya que muchos de ellos no están preparados para esta labor y quieren que se puedan conformar los grupos con gente fija, ya que ahora cambian mucho.

De la misma forma, piden la incorporación de Trabajadores Sociales en algunos centros, que puedan trabajar fuera y dentro del centro para evitar problemas de convivencia y conflictos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento