Un momento de la lectura del manifiesto de las apóstatas ante el Obispado
Un momento de la lectura del manifiesto de las apóstatas ante el Obispado EUROPA PRESS

Con dicho manifiesto las apóstatas, "desde el respeto a la libertad individual de cada persona para decidir sobre sus propias creencias religiosas y desde el convencimiento de que el Estado debe ser laico", han expresado su "deseo de abandonar la religión católica", señalando que, "sin obviar el hecho de no compartir sus preceptos", quieren dejar de pertenecer "a una institución que, aliada con el patriarcado, harelegado a las mujeres, a través de la interpretación de sus escrituras, a un papel subordinado al de la figura masculina".

De igual forma, las apóstatas rechazan "las opiniones de quien es el máximo representante de la Iglesia Católica" en Córdoba, el obispo Demetrio Fernández, respecto a "la libertad sexual de las personas y de su derecho a decidir sobre su propio cuerpo y sobre la salud sexual reproductiva de las mujeres".

También están "en desacuerdo con las opiniones vertidas" por el obispo sobre "un feminismo tergiversado y del movimiento Lgtbi", a la vez quehan criticado "el odio de Demetrio Fernández a las mujeres y a las personas diversas, transmitido en sus misóginas, imprudentes e insultantes palabras, como que la mujer 'debe dar calor al hogar, acogida y ternura', mientras que el varón 'representa la autoridad', o que, entre otras múltiples declaraciones, catalogue de 'matanza de inocentes' lo que la ONU considera un derecho humano".

Consulta aquí más noticias de Córdoba.