Millán en rueda de prensa.
Millán en rueda de prensa. CS

El portavoz de Cs en el Ayuntamiento hispalense, Javier Millán,

ha mostrado este miércoles sus "sospechas" de que las partidas que anualmente transfiere el patronato del Real Alcázar al Instituto de la Cultura y las Artes de Sevilla (ICAS), no hayan sido usadas para los fines acordados y hayan sido empleadas en "tapar agujeros" de la "nefasta gestión" económica de la segunda de las entidades. Por eso, reclama "máxima transparencia e información sobre el destino de estos desvíos millonarios".

En rueda de prensa, Javier Millán ha señalado la propuesta del Gobierno local socialista para las ordenanzas fiscales de 2018, que entre otros aspectos incluye un alza de dos euros en la entrada general al Alcázar, buque insignia del turismo local, para que la misma pase de 9,5 a 11,5 euros. De pagar dicha entrada, recordémoslo, están exentos los ciudadanos empadronados en Sevilla capital.

Este alza ha sido ya aprobada en el seno del patronato gestor del monumento, aunque con la abstención de las fuerzas de oposición. En ese sentido, Millán ha expuesto que merced a un convenio promovido por el anterior Gobierno local del PP en 2014, el Patronato del Real Alcázar transfiere anualmente un millón de euros al Instituto de la Cultura y las Artes de Sevilla, para colaborar con los gastos de difusión de la cripta arqueológica de la plaza de la Encarnación, el espacio cultural creado en torno a las ruinas de lo que fuera el castillo de San Jorge y el Museo de Cerámica de Triana.

Al respecto, Millán tiene "serias dudas" de que la transferencia anual del Patronato del Alcázar al ICAS esté siendo destinada a sus fines, es decir en la difusión de los tres mencionados espacios culturales.

"Hemos solicitado las facturas de estos millonarios gastos de propaganda que nadie conoce, pero el Gobierno local aún no nos ha permitido acceder a estas facturas, lo que reafirma nuestra razonable sospecha de que ese millón se esté ingresando en la caja única del ICAS y empleándose a tapar agujeros de su nefasta gestión económica con facturas que no habían pasado por la Intervención y con tres gerentes en dos años", ha resumido.

EL FUTURO DEL ICAS

Recordando el proyecto del Gobierno local socialista de disolver el ICAS y sustituirlo por otra entidad que asuma sus recursos y funciones, Millán avisa de que la subida de tarifas del Alcázar, y por ende de su recaudación, va unida a la idea de "aumentar de uno a tres millones de euros la cantidad que el Patronato del Alcázar destina al ICAS, cuando este órgano está pendiente de disolución y no sabemos qué va a pasar con él". "Ahora el gobierno de Espadas pretende triplicar este millón de euros, sacando tres millones del Alcázar", ha insistido.

Así, ha reclamado información respecto al destino del millón de euros que anualmente ha transferido el patronato del Alcázar al ICAS desde 2014, porque a su juicio "no se está invirtiendo en lo que se había acordado". "Queremos máxima transparencia e información sobre el destino de estos desvíos millonarios", ha insistido, apostando por la rehabilitación del abandonado patrimonio de Sevilla", pero negándose "rotundamente a trasvases millonarios desde el Alcázar, exprimiendo la gallina de los huevos de oro, sin saber el destino concreto ni tener justificación alguna de en qué se emplea".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.