Comisión Europea
El comisario europeo de Migración, Dimitris Avramopóulos, en rueda de prensa en Bruselas. Olivier Hoslet / EFE

El día después de que el plazo de dos años que la UE se dio para acoger a más de 180.000 personas expirara habiéndose cumplido de media solo el 25% de ese compromiso, la Comisión Europea (CE) ha propuesto este miércoles el reasentamiento en los Estados miembro de al menos 50.000 refugiados procedentes de países de África y Oriente Medio.

El comisario europeo de Migración e Interior, Dimitris Avramópulos, ha desvelado en una rueda de prensa detalles de un nuevo esquema de reasentamiento, así como proyectos piloto financiados con fondos comunitarios para fomentar la inmigración legal y nuevas medidas para que la política de retorno sea más eficaz.

El nuevo esquema se aplicará hasta octubre de 2019, sobre la base del actual, con el que se ha acogido a cerca de 23.000 personas en la UE en los últimos dos años.

El comisario ha insistido en la necesidad de mantener la acogida de personas desde Turquía y Oriente Medio junto con la de aumentar la acogida de población vulnerable procedente del norte y el Cuerno de África, en particular de Libia, Egipto y Níger, Sudan, Chad y Etiopía.

El Ejecutivo comunitario confía en que la acogida de esas personas a través de vías legales contribuya a estabilizar los flujos migratorios en el Mediterráneo central y ayude a la Agencia de Refugiados de las Naciones Unidas a establecer un mecanismo de evacuación de emergencia desde Libia.

La CE ha precisado que las nuevas propuestas completan las planteadas por Bruselas el pasado 4 de julio, que hasta la fecha se han traducido en 14.000 compromisos de acogida de refugiados por parte de once Estados miembros.

500 millones de euros

La Comisión Europea ha reservado 500 millones de euros para apoyar a los países en sus esfuerzos para el reasentamiento de refugiados.

Bruselas anima además a crear iniciativas de patrocinio privado que permitan a grupos y organizaciones de la sociedad civil organizar y financiar los reasentamientos.

La CE propone asimismo coordinar y financiar proyectos piloto para incentivar la inmigración legal con terceros países, que inicialmente se centrarían en aquellos que han demostrado un compromiso político por encontrar soluciones para combatir la inmigración irregular y facilitar la readmisión de los inmigrantes.

En el marco de estos esfuerzos, la Comisión tiene previsto analizar si el actual sistema de visados europeo todavía responde a los retos actuales y analizará si es necesario modernizarlo.

Compromisos incumplidos

En el caso concreto de España, en 2015 asumió a través de dos acuerdos la acogida de 17.337 solicitantes de asilo y refugio. Uno de esos compromisos era para reubicar a las personas que habían llegado a Grecia e Italia y España acordó acoger a 15.888.

En el segundo acuerdo, los países europeos se comprometían a reasentar a refugiados que llevan varios años viviendo en campos habilitados por ACNUR en países como Líbano, además de migrantes que están en Turquía. España acordó traer a 1.449.

Dos años después, el país ha acogido en total a 1.983 personas, alrededor de un 11% de la cuota establecida: 1.089 de Grecia, 190 de Italia, 506 desde Líbano y 198 de Turquía.