Los detenidos se dirigieron a la tienda interior de la gasolinera, cogiendo varios artículos que se dispusieron a pagar en la línea de caja, ha informado

la Delegación del Gobierno en nota de prensa.

En ese momento, comenzaron a "marear" al encargado con el cambio, llegando a dejar caer un billete al suelo, aprovechando el momento en el que el empleado se agachaba para meter la mano en la caja registradora y apoderarse de 870 euros en efectivo.

Las pesquisas practicadas por los agentes condujeron a la identificación, localización y detención de los dos presuntos autores.

Consulta aquí más noticias de Toledo.