Los Mossos d'Esquadra investigan el caso de los cadáveres aparecidos en el pantano de Susqueda como un asesinato, puesto que uno de los cuerpos apareció con una mochila cargada de piedras, según ha adelantado este miércoles el diario 'La Vanguardia'.

Este martes salieron a flote dos cuerpos en el mismo pantano en el que se buscaba desde el verano a la pareja formada por Paula M., de 21 años y Marc H., de 23.

Según cuenta la prensa catalana, los investigadores descartaron una huida de la pareja y conflictos entre ellos. Ahora la autopsia les dará la clave de cómo murieron.

Los cuerpos salieron a flote después de que el pantano abriera las compuertas para soltar agua de las últimas lluvias y bajara de nivel. Una unidad acuática estaba peinando la zona de difícil acceso en la que se encontraron los dos cuerpos, de un hombre y de una mujer.

Los dos barceloneses estaban de vacaciones en el momento de la desaparición y tenían previsto visitar Tamariu, en Palafrugell (Girona), y el Montseny, así como hacer una excursión en un kayak, propiedad de Marc H.L., por el pantano de Susqueda. Esa embarcación también se encontró en el agua medio desinflada y con varias piedras en esa misma zona donde se hundió el coche, conocida como Coll Palomera, mientras que los cadáveres han aparecido junto a la entrada de agua denominada Riera de Rupit.

Consulta aquí más noticias de Girona.