Tras un comunicado de la Fundación General de la Universidad de Salamanca, en el que alegaba a "razones de seguridad" para anular su celebración, la Federación Taurina también ha lamentado la "responsabilidad por los hechos acaecidos" de la consejera de Cultura y Turismo, María Josefa García Cirac, que iba a asistir al acto, y del consejero de Educación, Fernando Rey, a quienes también ha criticado "por su silencio, complicidad y benevolencia al permitir tan disparatado aplazamiento".

Asimismo, la Federación Taurina de la Provincia de Salamanca 'Helmántica' ha mostrado "su frustración y rabia, así como su profundo desacuerdo ante lo que entiende como un ataque a la libertad de expresión".

"Ha significado un ataque directo a todos los estamentos taurinos, una masa social que tan solo quiere sentir y vivir en libertad su afición, que es legal y asumida patrimonio cultural inmaterial", ha añadido.

Consulta aquí más noticias de Salamanca.