La alcaldesa, Ana Mula, ha visitado junto a la concejala de Urbanismo, María Hernández, la zona, indicando que la conclusión de las obras está prevista para el próximo mes de enero. La puesta en marcha de este proyecto conlleva una inversión de un millón de euros.

En este sentido, ha recordado que "pusimos en marcha el pliego de condiciones para la licitación de estas obras a cuyo concurso se presentaron un buen número de empresas", precisando que "resultó adjudicataria la empresa Easy 2000". Además, ha destacado que "son unas obras ambiciosas porque es la creación de un edificio de viviendas sociales, en pleno centro de la ciudad y en un sitio inmejorable".

El edificio, que se levanta en el solar donde antiguamente se encontraba los antiguos pisos para maestros situadas junto al colegio Sohail, cuenta con cinco plantas más sótano, cuatro más bajo cubierta.

Las obras se iniciaron a principios del presente año, aunque se aprovechó el periodo vacacional escolar para llevar a cabo la demolición del edificio de antiguos pisos para maestros que se encontraba allí y no afectar el funcionamiento del centro educativo. De modo que los trabajos de construcción propios arrancaron el 16 de enero, según ha recordado.

Mula ha explicado, además, que "cuando comenzamos las obras nos encontramos con unas capas de arenisca cementada, que no se podían perforar ni con el trépano ni maquinaria especializada, por lo que se decidió eliminar, por seguridad de las viviendas colindantes, que son muy antiguas y no sabíamos exactamente el estado de la construcción ni de los cimientos, una de las plantas de sótano de aparcamiento", añadiendo que "lo que hay debajo del subsuelo es impredecible, por lo que se recalculó y se modificó el proyecto a otro modelo de construcción".

También Mula ha anunciado que se aprovechará para convertir la primera planta en un proyecto por el que ha mostrado su entusiasmo, como es la creación de una planta de viviendas tuteladas.

En este sentido, ha asegurado que "creemos que hay un sector de la población al que hace falta llegar y por ello nos planteamos poner en marcha esta iniciativa, donde alrededor de una decena de personas pudiesen convivir utilizando espacios privados y zonas comunes, como cocina o salón comedor, con una aportación económica mínima, en el caso de los que tengan pensión, para que se sientan en cierto modo obligados, y el que no tenga ningún tipo de recursos ayudándole desde el Ayuntamiento. Ahora estamos trabajando del mismo modo en el reglamento que regirá este servicio".

"El resto -ha continuado- serán viviendas destinadas a familias con situaciones especiales que por supuesto serán baremadas y establecidas por el departamento de Servicios Sociales".

ACTUACIÓN

En cuanto a la obra, Mula ha especificado que los trabajos llevan un poco de retraso por los problemas que surgieron al principio en el subsuelo y que generó tener que modificar en parte el proyecto inicial. "Calculamos que sobre el mes de enero el edificio pueda estar terminado", ha dicho, asegurando que ha dicho a la empresa que "deben acometer lo que les queda con mucha más agilidad y rapidez, adoptando medidas extraordinarias".

Durante el verano se levantó la estructura y en el mes de septiembre han terminado con el bajo cubierta y el inicio del cerramiento de la planta baja.

Consulta aquí más noticias de Málaga.