El portavoz de Podemos en la Comisión de Salud del Parlamento de Andalucía, Juan Antonio Gil, ha incidido en que las enmiendas "las vamos a defender en bloque, esto es, va a ser un todo o nada. O el Gobierno modifica de abajo a arriba la ley, o nuestro voto será un no contundente".

Al respecto, el parlamentario ha destacado la necesidad de que se produzca una "democratización" en las Unidades de Gestión Clínica, y en la designación de sus jefes. En este sentido, ha añadido que "la Consejería los nombra directamente, sin ningún de participación de los trabajadores que conforman la unidad", modelo que "debe cambiar totalmente involucrando a los profesionales en esta elección".

También Gil ha concretado que la finalidad de esta forma de gestión no es otra que "la de establecer unos objetivos a cumplir, que pueden ser de cualquier tipo, incluido, claro está, disminuir la asistencia de pacientes de forma artificial", como por ejemplo, estableciendo un cupo máximo de derivaciones a especialistas, recibiendo a cambio un incentivo de productividad, introduciendo así las lógicas de la empresa privada en los servicios públicos.

Además, ha añadido que en caso de que un profesional sanitario no esté de acuerdo con estas metas "porque pueden ser perjudiciales para la calidad de la asistencia y la salud de los pacientes, lo único que puede hacer es no cumplirlas, y esto lo hace a expensas de parte de su salario".

En cuanto a la financiación, otra de estas propuestas, ha sido que la Ley del Presupuesto andaluz destine al menos el siete por ciento del PIB a la financiación del Sistema Sanitario Público de Andalucía para que pueda converger con la media de inversión sanitaria per cápita del Sistema Nacional.

Gil ha recalcado que una buena Atención Primaria es fundamental para la sostenibilidad del sistema. "Además, éste ha sido el nivel asistencial que más peso ha perdido y los profesionales a los que más se ha maltratado con los recortes. Por ello, exigimos que el suelo de gasto de la Atención Primaria ha de ser como mínimo el 20 por ciento sobre el gasto sanitario total", ha agregado el parlamentario de Podemos.

Por otro lado, la transparencia en la gestión es otro de los puntos "imprescindibles" de Podemos ante este proyecto de Ley de Garantías y Sostenibilidad del Sistema Sanitario Público de Andalucía.

Así, Gil ha indicado que el texto legislativo debe hacer que la Consejería de Salud cree "el Portal de Datos de Gestión Sanitaria y Resultados, donde se recogerán los datos de contabilidad analítica, la información de la gestión e indicadores de resultados clínicos, epidemiológicos y de salud que sean de interés", siendo, además, de acceso público y sirviendo de base para los informes de evaluación anuales.

MÁLAGA

Por otro lado, el parlamentario de Podemos ha criticado "la mala gestión" de la Consejería de Salud en la provincia de Málaga. En concreto, se ha referido a todo el proceso de construcción y apertura del Hospital del Guadalhorce.

"Es impensable que la Junta no haya planificado al 100 por ciento de este tema, no puede ser que no se hubiera planificado la potencia eléctrica necesaria para la apertura total del centro, que todavía está medio cerrado después de casi un año y medio de su inauguración", ha criticado, al tiempo que ha recordado que no es el primer caso de "mala improvisación" que se da en este centro, haciendo alusión a la inexistencia de desagües cuando se terminó la obra del edificio, lo que añadió otro retraso al proyecto.

Por último, ha añadido que otro de los problemas de la provincia en asuntos sanitarios es "la falta de ambulancias en la Costa del Sol", lamentando la "dejadez" de la Junta en la provincia, "donde harían falta nueve vehículos de emergencia más en la comarca de la Costa del Sol, y veinte más en todo el ámbito provincial". Además, ha recalcado, que debido "a la falta de transparencia" de Salud, "estos datos podrían ser, incluso, peores".

Consulta aquí más noticias de Málaga.