La postura de la patronal castellanoleonesa parte del convencimiento de que existe un problema político de gran envergadura que debe afrontarse con la mayor urgencia posible y sentido constructivo para que no afecte a la convivencia social y prosperidad económica.

Así, Cecale, a través de un comunicado, añade que, a día de hoy, la incertidumbre es el sentimiento generalizado y, desgraciadamente, puede paralizar muchas inversiones y producir una deslocalización de empresas, con el consiguiente impacto comercial y financiero y la pérdida de competitividad.

Es por ello que Cecale entiende que las consecuencias de una hipotética separación de Cataluña del resto de España serían un "desastre para la economía, para las empresas y para el bienestar de los ciudadanos, tanto de Cataluña como del conjunto de España".

La Confederación advierte de que siempre estará con la legalidad y por el cumplimiento estricto de las leyes y la Constitución española, que, a su juicio, son las mejores garantías de la seguridad jurídica imprescindible para la competitividad de nuestras empresas.

Por ello, dentro del respeto a la legalidad, aboga por buscar vías de diálogo y negociación que ayuden a buscar soluciones y facilitar la convivencia de los ciudadanos, dentro de los márgenes que permite nuestro ordenamiento jurídico.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.