Google
Oficinas de Google en Zúrich (Suiza). Walter Bieri / EFE

Google creará una unidad independiente para su servicio de compras, que pujará en una subasta junto a páginas competidoras para aparecer en los anuncios mostrados en la parte superior de su página de búsqueda, para intentar así satisfacer las demandas de la Unión Europea tras la multa de 2.424 millones de euros por abuso de posición dominante, según informa Bloomberg, que cita a fuentes conocedoras del caso.

El gigante de internet tiene hasta el jueves de plazo para cumplir con la legislación antitrust (antimonopolio) de la Unión Europea en relación con el tratamiento de Google a la hora de restringir la competencia y colocar a su propio servicio de compras comparativas en una posición destacada en sus resultados de búsqueda.

En este sentido, Google ha ordenado a los reguladores que dejen de promover sus propios resultados de búsquedas comerciales por encima de sus  competidores y que realicen cambios diseñados para dar a sus rivales un trato más justo. Estos cambios solo afectarán a los sitios web de Google en Europa.

De este modo, la compañía ajustará un panel publicitario en la parte superior de la pantalla de búsqueda para que muestre varias imágenes de productos con enlaces a sitios web de minoristas. Cada una de las 10 franjas horarias será subastada para dar a las páginas web competidoras la oportunidad de comprar espacio para mostrar enlaces a minoristas.

La comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, ha manifestado este martes que Bruselas aún debe ver cómo funcionan en la práctica los compromisos propuestos por Google en el marco de esta investigación.

En junio el Ejecutivo impuso una multa de 2.424 millones de euros al buscador por aprovechar su posición de dominio para favorecer su propio servicio de comparación de compras frente al de sus competidores, y le dio un plazo de noventa días, que expira el próximo jueves, para poner fin a esta conducta. Vestager afirmó que la Comisión tomará una decisión tan pronto como sea posible, sin avanzar una fecha concreta.