Moreno se reúne con la asociación.
Moreno se reúne con la asociación. PARTICIPA.

Moreno ha explicado que los soportes publicitarios anexos a los quioscos se rigen por la tasa de publicidad y están regulados por la Gerencia de Urbanismo, pero "desde enero de 2016 no existe ningún contrato en vigor, por lo que la empresa que hasta entonces lo gestionaba lo sigue realizando y con mínimas contraprestaciones a las arcas municipales y a los propietarios de los quioscos".

"En un momento en que la ciudad tiene cada vez más visitantes, esta publicidad tiene mayor influencia. Es un auténtico negocio millonario para quien lo gestione", recuerda.

Además, avisa de que desde la Asociación de Vendedores de Prensa Hispalis denuncian que a pesar de que los quioscos los gestionan ellos, reciben una cuota de entre 15 y 40 euros al mes en concepto de compensación de la tasa de uso del dominio publico. "Una cantidad ínfima en comparación con el resto de ciudades. Según sus datos, en ciudades como Málaga o Valencia pagan unos 200 euros a cada kiosco, en Madrid unos 600 euros y en Barcelona unos 700", señala.

Igualmente, desde Hispalis han trasladado a Participa Sevilla su preocupación por que se vayan a publicar nuevos pliegos para el mencionado contrato de explotación comercial de la publicidad en los quioscos, "que sólo favorezcan a los intereses de la actual empresa".

"¿Por qué la Gerencia de Urbanismo no les ofrece ningún tipo de participación en la redacción de los nuevos pliegos? Ya es hora de que el Ayuntamiento de Sevilla defienda al pequeño comercio local y en esta ocasión lo tienen muy fácil, pero parece que no están por la labor", ha concluido Julián Moreno.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.