Trump y su yerno, Jared Kushner
Fotografía del 24 de mayo de 2017 del presidente estadounidense, Donald Trump, junto a su asesor y yerno Jared Kushner (d) durante una reunión. EFE

Jared Kushner, yerno y asesor del presidente de EE UU, Donald Trump, usó una cuenta de correo electrónico privada para abordar asuntos de la Casa Blanca con otros funcionarios del Gobierno, informó este lunes el diario Político.

Kushner, casado con la hija mayor de Trump, Ivanka, alternó la utilización de su cuenta privada con la oficial de la residencia presidencial para tratar cuestiones como coberturas mediáticas y planificación de actos, según el rotativo, que cita como fuente a "cuatro personas familiarizadas con el uso del correo electrónico".

Entre otros, el yerno de Trump se comunicó a través de su correo electrónico privado con el exjefe de gabinete del presidente Reince Priebus, el antiguo estratega jefe del mandatario Steve Bannon y el director del Consejo económico Nacional de la Casa Blanca, Gary Cohn. Un abogado de Kushner, Abbe Lowel, confirmó al citado medio la existencia del correo electrónico privado.

"Menos de 100 correos electrónicos, desde enero a agosto, fueron enviados o recibidos por Kushner de colegas en la Casa Blanca en su cuenta de correo personal", subrayó el abogado.

No hay pruebas de que Kushner haya compartido información sensible

"Estos generalmente reenviaban artículos de noticias o comentarios políticos y, con mucha frecuencia, ocurría cuando alguien empezaba el intercambio al enviar un correo a su cuenta personal y no a su dirección de la Casa Blanca", agregó Lowel.

Según el diario, "no hay pruebas de que Kushner haya compartido ningún material sensible o clasificado en su cuenta privada, o de que confíe en su cuenta de correo privado más que en su cuenta oficial de la Casa Blanca para tratar asuntos del Gobierno".

Kushner abrió la cuenta privada el pasado mes de diciembre durante el periodo de transición presidencial, al igual que su esposa, Ivanka, que abrió otra del mismo dominio, aunque -según Político- no hay pruebas de que lo haya usado para asuntos gubernamentales.

La apertura de las cuentas ocurrió después de que Trump criticase con dureza en la campaña electoral de 2016 a su rival demócrata, Hillary Clinton, por el uso de un servidor privado para tratar asuntos oficiales cuando era secretaria de Estado (2009-2013).

El FBI llegó a investigar el caso de Clinton para comprobar si manejó información clasificada con su correo privado. Concluyó en julio de 2016 que el hecho de que la exsecretaria de Estado usara un servidor privado para transmitir comunicaciones gubernamentales, incluidos correos electrónicos con información clasificada, no justificaba su imputación.

Clinton llegó a responsabilizar de su derrota en las elecciones presidenciales al entonces director del FBI, James Comey, que once días antes de los comicios anunció una nueva investigación sobre el uso que hizo de servidores de correo privados.