Uno de los agentes de la Policía Nacional desplazados a Cataluña por el 1-O ha difundido un vídeo para criticar las condiciones del camarote en el que tiene que alojarse durante las próximas semanas. "Vaya zulito bueno", se le oye decir, mientras va mostrando la estancia. El Ministerio del Interior ha fletado tres cruceros para los miembros de este dispositivo extraordinario, con el objetivo, argumenta, de garantizar su seguridad.

"Sin ventana, con una cama abatible, un armario de mierda. Aquí tenemos que estar 15 días y aquí nos quieren meter a cuatro personas, o sea, para flipar", se queja el policía, en una grabación que dura minuto y medio. "Madre mía", exclama después al ver el baño.

El Ministerio de Interior ha desplegado un dispositivo policial en Cataluña a causa de la intención de la Generalitat de mantener la celebración del referéndum independentista para el próximo 1 de octubre, una consulta suspendida por el Tribunal Constitucional.

Según publicaba El Confidencial, algunos policías que ya están sobre el terreno han sido identificados por radicales antisistema que han protagonizado escraches frente a los hoteles en los que se alojan en Barcelona. Para evitar estos sucesos, Interior ha decidido fletar los barcos, dos en el puerto de Barcelona y otro en el de Tarragona. Los puertos son demarcaciones dependientes del Gobierno central, donde solo rige su autoridad.

La decisión no está exenta de polémica. Tras conocerse esta información, la Organización de Estibadores Portuarios de Barcelona y los de Tarragona han decidido en asamblea no operar esos cruceros "en defensa de los derechos civiles".

Fuentes del Puerto de la capital catalana han apuntado que esta decisión tendrá una repercusión relativa, ya que este colectivo de trabajadores se dedica básicamente al movimiento de contenedores y los barcos en cuestión no requieren de este trabajo de apoyo.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.