Colegio, estudiantes
Tres estudiantes de camino al colegio. KAI FORSTERLING / EFE

Aportar una cuota anual o mensual para pagar la calefacción, el agua, el papel higiénico o el jabón de los centros públicos suponen cada vez más unos "copagos ilegales" para las familias, que desconocen que no deben asumirlos o que los pagan para que sus hijos no sean señalados.

Es la denuncia que este jueves ha hecho la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado (Ceapa), que agrupa a cerca de 9.000 asociaciones de centros educativos públicos de toda España, y que ha dado a conocer distintos análisis con motivo del nuevo curso escolar.

La presidenta de la Ceapa, Leticia Cardenal, ha asegurado que "de unos años a esta parte" cada vez más los centros públicos piden a las familias, especialmente a través de las Ampas, unas cuotas "habituales" a principio de curso que son "ilegales".

"Por 20 euros una familia no se quiere meter en un pleito ilegal y termina haciendo ese pago encubierto" bajo el epígrafe de para fotocopias, ha afirmado Cardenal.

Aunque es difícil saber un promedio a nivel nacional, Cardenal ha comentado que, por ejemplo, los padres de Cataluña afirmaron haber pagado el pasado curso una media de 70 euros al inicio de curso para estos "copagos ilegales".

"Las familias deben entender que eso no es así, son las Consejerías las que deben hacerse cargo de esos pagos, deberíamos plantarnos y negarnos a pagar", ha recalcado el vicepresidente de esta Confederación, Antonio Martín.