La Policía Nacional ha detenido a siete personas que servían cocaína a domicilio a través de un servicio que operaba todos los días del año y 24 horas al día en la ciudad de Madrid.

Los arrestados, que ya han pasado a disposición judicial, habrían cometido los delitos de pertenencia a grupo criminal, blanqueo de capitales y otro contra la salud pública. Distribuían estupefacientes con el método de "tele-coca", según ha detallado la Policía, y sus clientes residían principalmente en la zona norte de la capital.

La distribución se realizaba "con dos estándares de calidad diferenciados, uno más caro que el otro en función de la composición de la sustancia", añaden; el color del lazo de la bolsa en la que se servía la droga hacía de elemento distintivo.

En el local que utilizaba la banda, los agentes se han incautado de más de dos kilos de cocaína, 3.000 euros en efectivo, sustancias de corte y elementos para la manipulación y adulteración de la droga. Asimismo, han intervenido diez vehículos.

Los clientes de la organización, según la Policía, eran "de diversos ámbitos profesionales y de un nivel económico medio-alto". La investigación que ha culminado con la desarticulación de la organización se inició en el mes de febrero.

Consulta aquí más noticias de Madrid.