Iglesia derrumbada en Puebla
La iglesia de Santiago Apóstol, en Atzala, Puebla (México), tras el derrumbe que sufrió como consecuencia del terremoto, causando la muerte de 11 personas que asistían a un bautizo. FRANCISCO GUASCO / EFE

Once personas murieron en el interior de una iglesia del estado mexicano de Puebla en la que se celebraba un bautizo, debido al fuerte terremoto que sacudió este martes el centro de México.

La Archidiócesis de Puebla confirmó el fallecimiento de las once personas, entre ellos cuatro menores, incluido el bebé que estaba siendo bautizado en el templo de Santiago Apóstol, del siglo XVII, que se derrumbó por el temblor.

El párroco y el sacristán pudieron escapar del derrumbe y salieron ilesos.

Los habitantes de Atzala, una de las zonas más afectadas por el terremoto del martes, trataron de auxiliar y retirar escombros hasta que las autoridades llegaron al lugar. Tras varias horas de labores de rescate fueron encontrados los cadáveres.

El presidente municipal de Atzala, Alberto Ramos Morán, dijo que espera tener contacto con las autoridades estatales para realizar un censo de las viviendas afectadas.

El secretario de gobierno de Puebla, Diódoro Carrasco, señaló que Atzala es uno de los municipios más afectados en la zona de la Mixteca poblana. De acuerdo con el último balance del gobernador José Antonio Gali, hasta el momento hay 43 muertos, 105 heridos, 18 desaparecidos y afectaciones en 33 municipios.

Sobre los centros educativos, señaló que se han revisado el 46% de las 12.081 escuelas, de las cuales 120 tienen daños mayores, por lo que sus alumnos tendrán que estudiar en aulas móviles.

Además, alrededor de 1.700 viviendas de todo el estado resultaron severamente afectadas tras el sismo, por lo que tendrán que ser demolidas.