Bote de pintura ardiendo en el metro de Londres
Un cubo blanco ardiendo, del que salen unos cables, dentro de una bolsa de supermercado, en uno de los vagones del metro en el que se ha producido una explosión en la estación de Parsons Green, en Londres. Sylvain Pennec‏ - TWITTER

Tres personas han sido detenido en relación con la explosión del pasado viernes en la estación de metro Parsons Green, en el suroeste de Londres, según ha informado la Policía.

Según la Policía Metropolitana de Londres (Met, por sus siglas en inglés), con estas detenciones ya son seis los detenidos relacionados con el atentado.

El último sospechoso, un joven de 17 años, fue arrestado la pasada medianoche en un domicilio de Thornton Heath, en el sur de la ciudad, que actualmente está siendo registrado.

Este miércoles, en Newport, una localidad al sur de Gales, la Policía detuvo a otros dos hombres, de 48 y 30 años, por su presunta relación con el atentado fallido del pasado 15 de septiembre.

Estas detenciones se suman a la detención de un hombre de 25 años de edad que se llevó a cabo este miércoles. Por lo que, con las detenciones de este fin de semana, en las que se arrestó a un joven de 18 años y a otro de 21, ya son sies los detenidos por su presunta relación con la explosión que causó heridas leves a treinta personas pues el artefacto de fabricación casera sólo detonó parcialmente, de acuerdo con la Policía.

"Ésta es una investigación que se mueve muy rápido. Ya tenemos a seis varones bajo custodia y continuamos con los registros en cinco domicilios", declaró el jefe de la unidad antiterrorismo de Scotlad Yard, Dean Haydon.

Tras esos dos arrestos, el Reino Unido redujo el domingo de "crítico" a "grave" el nivel de alerta terrorista, lo que significa que un atentado es altamente probable pero no inminente.