Al menos 19 niños y seis adultos han muerto al derrumbarse su escuela en México

Bomberos mexicanos y rescatistas buscan personas con vida en medio de edificios colapsados en Ciudad de México (México).
Bomberos mexicanos y rescatistas buscan personas con vida en medio de edificios colapsados en Ciudad de México (México).
EFE / Mario Guzmán
Por lo menos 26 niños y cuatro adultos murieron, y otras 38 personas están desaparecidas, en una escuela que se derrumbó en el sur de Ciudad de México a causa del seísmo que este martes sacudió amplias zonas del país, informó el presidente Enrique Peña Nieto.

Después de vivirse momentos de confusión y de baile de cifras, las autoridades han determinado que el número de niños fallecidos en el colegio Enrique Rébsamen de Ciudad de México es de 19, a los que se suman los seis adultos que perdieron la vida.

El centro, ubicado en el sur de la ciudad, se derrumbó a causa del seísmo que este martes sacudió amplias zonas del país. Los equipos de rescate lograron rescatar con vida a once menores.

Más de 500 efectivos del Ejército y de la Secretaría de Marina, así como 200 elementos de Protección Civil, trabajaron en las tareas de búsqueda de sobrevivientes entre las ruinas del centro escolar.

A través de la redes sociales, los vecinos solicitaron todo tipo de útiles, como pilas, linternas y botellas de agua, para apoyar las labores de los equipos de rescate en las inmediaciones de la escuela, que se convirtió en uno los lugares mas conmovedores en las tareas de salvamento.

El temblor se produjo a las 13.14 hora local (20.14 hora peninsular española), dos horas después de efectuarse un simulacro conmemorativo del poderoso temblor de hace exactamente 32 años.

También ocurrió 12 días después del sismo de magnitud 8,2 registrado el 7 de septiembre, que dejó 78 muertos en el estado de Oaxaca, 16 en Chiapas y 4 en Tabasco.

El coordinador de Protección Civil, Luis Felipe Puente, dijo a la cadena Televisa que en esta ocasión la situación más crítica está en las colonias Del Valle, Roma y Narvarte de la capital, donde se produjeron "muchos colapsos".

"Los datos van seguir moviéndose minuto a minuto; hay un arduo trabajo. No vamos a parar en toda la noche", afirmó al referirse a las labores de remoción de escombros y búsqueda de sobrevivientes.

Ante reportes de robos en algunas casas por parte de personas haciéndose pasar por personal de Protección Civil, Puente aseguró que los trabajadores del organismo tienen uniforme y están plenamente identificados.

Señaló que se han instalado albergues en la capital para recibir a toda la población que se ha quedado sin vivienda por el terremoto o cuyas casas están en riesgo de derrumbe.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento