'Pelotazo' de Trump a Clinton
'Pelotazo' de Trump a Clinton en el gif que ha retuiteado el presidente de Estados Unidos. @Fuctupmind

Que el Twitter de presidente de Estados Unidos, Donald Trump, es noticia casi a diario no es una novedad. Sus mensajes incendiarios y polémicos se suceden en una cuenta que se sale de los cánones de discreción que se presume a alguien en un cargo como el que ostenta. Esta vez ha ido un poco más lejos y, lejos de ajustarse a temas de actualidad política, ha optado por sacar su cara más rebelde: por un lado, ha retuiteado un gif donde 'tumba' con una pelota de golf a la que fuese su rival en las Presidenciales, Hillary Clinton, y por otro, se ha burlado del líder de Corea del Norte, Kim Jong Un.

En el caso de Clinton, Trump no ha dudado en retuitear un mensaje en el que se veía un gif donde el actual presidente de EE UU realiza un swing y, tras un cambio de escena, su supuesta bola acaba golpeando en la espalda de Hillary Clinton cuando esta sube a un avión, 'tumbándola', en lo que en realidad es un tropezón de la demócrata. El vídeo ha sido retuiteado por Trump desde una cuenta con el mensaje "Magnífico golpeo de golf de Donald Trump. #CrookedHillary", un juego de palabras de doble sentido: Hillary encorvada y Hillary fraudulenta.

Por otro lado, Trump se ha referido también este domingo al dirigente de Corea del Norte, Kim Jong Un, como "Hombre Cohete" al informar de una conversación telefónica mantenida el sábado con su homólogo de Corea del Sur, Moon Jae In.

"Hable con el presidente Moon de Corea del Sur anoche. Le pregunté cómo iba el Hombre Cohete", ha escrito Trump en su perfil oficial de Twitter, desde el que también ha denunciado que "se están formando largas líneas de gas en Corea del Norte". "¡Muy malo!", ha apostillado.

Trump y Moon condenaron los últimos desafíos del régimen de Kim Jong Un, entre los que figura el ensayo nuclear y el lanzamiento, este viernes, de un misil a territorio de Japón. Ambos han coincidido en que es necesario poner "más presión", lo que pasa por aplicar sin fisuras las rondas de sanciones ya aprobadas y estudiar nuevas medidas, según un comunicado de Seúl.

Los dos presidentes se verán cara a cara la próxima semana aprovechando la asistencia de ambos a la Asamblea General de la ONU en Nueva York. A la cita también se sumará el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, aliado también de Estados Unidos en la región.