Ada Colau dice que el Estado "intimida" a los alcaldes y que el 1-O "no va de independencia, sino de derechos y libertades"

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau (i), saluda al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont (d), durante la concentración de alcaldes en la plaza Sant Jaume de Barcelona.
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau (i), saluda al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont (d), durante la concentración de alcaldes en la plaza Sant Jaume de Barcelona.
EFE
Centenares de alcaldes de municipios catalanes que han apoyado la posibilidad de consultar a la ciudadanía sobre la independencia se han reunido este sábado en el Ayuntamiento de Barcelona para ofrecer, así, una imagen de fuerza y unidad. La alcaldesa de la Ciudad Condal, Ada Colau, les ha recibido a todos y les ha agradecido, en una alocución, su compromiso por "la defensa de los derechos y libertades más fundamentales". Son algunos de los más de 700 primeros ediles catalanes, favorables todos a la consulta del uno de octubre, que firmaron un decreto de apoyo político al referéndum y por ello muchos están citados ya por la Fiscalía para declarar.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha afirmado este sábado que "el Estado persigue e intimida" a los alcaldes de Cataluña por apoyar el referéndum del 1 de octubre y ha subrayado que se trata de "una situación inaudita en democracia".

Colau ha recibido este sábado en el Ayuntamiento de Barcelona a los más de 700 alcaldes que han sido o serán citados por la Fiscalía por haber firmado un decreto para ceder espacios municipales para la celebración del referéndum, suspendido por el Tribunal Constitucional.

La regidora ha señalado, dirigiéndose a los alcaldes presentes, que el Ayuntamiento de Barcelona "siempre" es su casa y ha dicho que, "por encima de las diferencias", hay puntos en común que les unen como la reivindicación del derecho a decidir, la defensa de "los derechos y libertades fundamentales" y la defensa de "otras formas de hacer política".

Colau ha asegurado que es una "vergüenza" que el Gobierno central sea incapaz, en sus palabras, de escuchar a los catalanes y de dar una respuesta política y dialogar, y ha lamentado que el Ejecutivo del PP se dedique a perseguir e intimidar a alcaldes y medios de comunicación. "A través de la Fiscalía pide arrancar carteles políticos y pide registrar imprentas", ha lamentado la alcaldesa, que ha defendido a los ediles que quiere que sus conciudadanos puedan votar y decidir el futuro político de Cataluña.

Ha asegurado que hay otra manera de hacer política ante la intimidación: "El futuro del país se construirá entre todos. Los que están aquí y los que no lo están. Aquí no sobre nadie", ha expresado.

"El Estado debe saber que por encima de las diferencias Cataluña es un solo pueblo y que defenderemos los derechos y libertades que nos ha costado tanto conseguir", ha afirmado, y ha asegurado que siempre es tiempo para diálogo.

"Esto no va de independencia"

La alcaldesa de Barcelona ha añadido que el Estado persigue e intimida a los regidores que apoyan el referéndum y ha dicho que "esto no va de independencia 'sí' o 'no'" sino de "derechos y libertades" que defenderán como "un solo pueblo" por encima de "diferencias".

"Hoy estamos aquí para decir que no estáis solos, hoy somos todos alcaldes de Cataluña", ha recalcado la alcaldesa de la capital catalana.

La regidora ha señalado, dirigiéndose a los alcaldes presentes, que el Ayuntamiento de Barcelona "siempre" es su casa y ha dicho que, "por encima de las diferencias", hay puntos en común que les unen como la reivindicación del derecho a decidir, la defensa de "los derechos y libertades fundamentales" y la defensa de "otras formas de hacer política".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento