Perros muertos como venganza
Dramática escena de los perros muertos que Francisco Alcalá encontró al llegar a su finca. Twitter / Leonoticias

Francisco Alcalá, conocido como 'Cachobo', es el último lanceador del Toro de la Vega hasta la fecha. En 2015 fue el encargado de poner fin a la vida del astado 'Rompe-suelas', algo que algunos han vengado ahora de forma cruel, matando a sus perros.

Todo ocurría este jueves, cuando Francisco Alcalá encontraba en su finca de Valderas (León), a eso de las 17.00 horas de la tarde, a tres de sus perros muertos y dos agonizando. Junto a ellos, con pintura roja, un mensaje: 'Kchovo asesino' y la cabeza de lo que parecía un toro.

Todo apunta a que los perros habían sido envenenados ya que junto a ellos había restos de lo que parecían croquetas de chorizo cuya procedencia desconocía tanto Alcalá como su familia, según informa La Vanguardia.

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) se ha encargado de la investigación y no se descarta ninguna hipótesis.

Ni el lancero ni tampoco su familia, visiblemente afectada por el suceso, han querido realizar declaraciones.

Polémica

'Cachobo' mató a 'Rompesuelas', el último Toro de la Vega en su versión tradicional de torneo con lanceros, y fue proclamado triunfador del festejo por los mozos, pero la organización no homologó ese éxito y declaró nula la contienda por haber sido incumplido el reglamento.

'Rompesuelas', a los veinte minutos de iniciado el torneo, murió de tres lanzadas todas ellas irregulares: una por no haberse respetado los turnos, otra por aprovechar que el toro daba la vuelta a un pino (no estaba de frente) y la última por haber sido consumada con la protección, por parte del torneante, de barreras artificiales.

Consulta aquí más noticias de León.