Según han informado, dos patrullas de la Policía Local se vieron obligadas a cruzar sus vehículos en la calle para lograr parar a la mujer que conducía de manera temeraria, incluso sobre las aceras, y no hacía caso de las órdenes para parar. Según el Ayuntamiento, los hechos han tenido lugar esta medianoche.

Una patrulla que circulaba por la calle San Jaume observó cómoun Opel Frontera realizó una maniobra de incorporación de forma

brusca y sin indicar. Los agentes siguieron a la mujer, que hizo caso omiso de las indicaciones, por lo que al final cruzaron los vehículos, aunque esta persona dio marcha atrás para huir, circulando incluso por las aceras. Antes de ser inmovilizada, gritó a los policías y les hizo gestosagresivos.