Violencia de género
Cartel de la campaña 'No más violencia de género'. AYUNTAMIENTO DE VALÈNCIA

El Pleno del Senado ha aprobado este miércoles, por unanimidad de todos los miembros de la Cámara (250 votos), el acuerdo alcanzado el pasado mes de julio para alcanzar un Pacto de Estado contra la Violencia de Género, que contiene un total de 267 propuestas y recomendaciones al Gobierno, divididas en ocho apartados.

La votación del acuerdo ha concluido con una ovación de todos los parlamentarios y la enhorabuena del presidente, Pío García Escudero, a los miembros de la Ponencia.

Se trata de la Ponencia de estudio para la elaboración de estrategias contra la violencia de género, que recoge también 13 votos particulares, nueve del PSOE y cuatro de Unidos Podemos, que han sido rechazados con la mayoría parlamentaria del PP en la Cámara Alta.

El Senado ha conseguido así mantener la unanimidad que el Congreso ya no logró en Comisión en julio cuando debatió su propio informe, ya que Podemos, finalmente, decidió abstenerse. El informe de la Cámara Alta será remitido al Gobierno, junto con el del Congreso, que el pleno de la Cámara Baja no tiene previsto aprobar hasta al menos finales de septiembre, según han confirmado fuentes parlamentarias.

Durante la presentación del informe de la ponencia, la senadora popular, presidenta de la Comisión de Igualdad y ex secretaria de Estado de Igualdad, Susana Camarero, ha explicado que es fruto del "duro trabajo" de la ponencia de estudio y ha agradecido a todos los ponentes "su dedicación y esfuerzo", su "voluntad de diálogo y consenso" y su "vocación de servicio".

Necesita mejoras

Por parte de Unidos Podemos-En Comú-En Marea, la senadora María Freixanet ha detallado que su partido aboga por la creación de una ley marco contra todas las violencias machistas y después otras específicas para evitar la categorización de víctimas.

Asimismo, la senadora de la formación morada ha declarado que falta "rigor en los compromisos" presupuestarios y que la distribución de los mismos es "arbitraria". Además, cree que existe "falta de concreción" en algunos puntos. Así, considera que sus votos particulares "mejorarían" este informe, con propuestas que "generan acuerdo" en su gran mayoría.

También ha puesto en valor "la voluntad real" de todos los grupos de explorar la realidad de esta situación y ha valorado la aceptación de propuestas "imprescindibles" para Podemos.

Tras presentar sus nueve votos particulares, la senadora socialista Laura Berja ha dicho que "el tiempo apremia" para poner fin a esta lacra. En concreto, Berja ha indicado que el PSOE propone reconocer la prostitución como una forma de violencia de género y abolirla, así como incorporar la explotación reproductiva de la mujer como violencia de género, y aportar por la educación y la prevención.