De esta forma el acusado, que no tiene antecedentes penales y podrá eludir su ingreso en prisión si satisface el primer plazo de la indemnización -que se fraccionará en 50.000 euros cada entrega- antes del próximo 30 de octubre, evita las penas de entre cuatro años que pedía el Ministerio Fiscal por un delito de estafa y los nueve que solicitaba la empresa italiana, que añadía en su petición los delitos de falsedad documental y simulación.

Los hechos que se iban a enjuiciar este martes, y por los que se ha llegado a este acuerdo, se remontan a la vendimia del año 2011, cuando el acusado firmó con la empresa italiana la entrega de 30.000 hectolitros de mosto por los que San Gabriele S.P.A. le fue entregando el dinero acordado en diversas cantidades hasta completar los más de 318.000 euros a pesar de que no recibió el producto, por lo que interpuso una demanda en el año 2014.