Arroyo ha reconocido que las obras que se están llevando a cabo pueden suponer "muchas molestias" a los vecinos, pero ha recordado que es "por el bien de la Región y de los vecinos de la zona", ya que

se pretende acabar con la "barrera física" que sufren desde hace 150 años soterrando las vías.

Pero para ello, y precisamente para causar las menos molestias posibles, se han instalado unas pantallas acústicas "provisionales", para comenzar esas obras.

Además, ha pedido que se rebaja el ambiente de crispación actual, porque se "incitan odios" y, al final, todos, tanto vecinos, ciudadanos como instituciones públicas quieren lo mismo: que el AVE llegue soterrado a la ciudad de Murcia y liberar la zona de la barrera física actual.

"Lo que quiere el gobierno es que convivamos todos, que el AVE llegue a Murcia y que se generen espacios de libertad, de desarrollo y de crecimiento", ha insistido.

El último acto vandálico se ha producido la pasada madrugada, cuando unos encapuchados han prendido fuego a dos máquinas utilizadas en las obras del soterramiento del AVE en la ciudad de Murcia.

Consulta aquí más noticias de Murcia.