Huracán Irma
Dos mujeres caminan por el barrio La ciénaga, en Santo Domingo, República Dominicana, país donde el huracán Irma dejó sin electricidad a más de 34.500 abonados en su trayectoria hacia las islas Turcas y Caicos, Cuba y Florida. ROBERTO GUZMÁN / EFE

La provincia de Guantánamo, en el extremo más oriental de Cuba, comenzó a sentir este jueves por la noche las primeras señales de la llegada del poderoso huracán Irma, de categoría 5, con intensas lluvias y fuertes ráfagas de viento que irían ganando intensidad en el curso de la madrugada.

Guantánamo es una de las siete provincias cubanas que se encuentran en fase de alerta por el paso del huracán, cuyo vórtice no se espera que toque territorio cubano pero pasará muy cerca de la costa norte de la isla.

La fase de alarma es la tercera de las cuatro etapas que se declaran en Cuba ante eventos ciclónicos y se activa 24 horas antes de la llegada del fenómeno meteorológico.

Tal y como se esperaba, Punta de Maisí, el enclave más oriental de Cuba, fue el primer lugar donde se percibió la llegada del potente ciclón, que se encuentra a unos 400 kilómetros al este de ese punto, dijo a medios locales la directora del Centro de Pronósticos del Instituto de Meteorología, Miriam Teresita Llanes.
Se trata del mismo lugar por el que entró a la isla el huracán de fuerza 4 Matthew en octubre del año pasado.

En la última reunión del Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil (EMNDC) se dio a conocer que para la madrugada se esperan marejadas con olas de hasta cinco metros e inundaciones en la localidad de Baracoa, que posteriormente se propagarán a las costas de las provincias de Holguín y Las Tunas, reportó la Agencia Cubana de Noticias.

Según ese organismo el "momento más crítico y de mayor acercamiento de Irma a las costas cubanas" será el sábado, cuando Irma estará a la altura de las provincias de Sancti Spíritus y Villa Clara (costa norte), donde provocará "sobre elevación del nivel del mar".

La potente maquinaria de la Defensa Civil de la isla se prepara desde hace dos días para la llegada del huracán a Cuba, donde unas 700.000 personas ya han sido evacuadas de sus hogares, a las que se suman más de 36.000 turistas extranjeros que se encontraban en los cayos Santa María, Coco y Guillermo.

Vuelos suspendidos

La aerolínea Cubana de Aviación anunció la suspensión de sus vuelos nacionales y casi todos los internacionales a partir de este viernes ante las previsibles consecuencias meteorológicas que provocará el huracán Irma, principalmente en el centro y oriente de la isla.

La compañía estatal solo mantiene los vuelos con destino a Cancún y Ciudad de México, así como la ruta doméstica a Nueva Gerona, la ciudad cabecera del municipio especial cubano Isla de la Juventud, a unos 100 kilómetros al sur de La Habana.

Una nota informativa de Cubana de Aviación indicó que informará del restablecimiento paulatino de sus operaciones en correspondencia con la normalización de las condiciones climatológicas.

Además, precisó que los pasajeros de los vuelos cancelados podrán cambiar la fecha prevista de su viaje o recibir el reembolso del billete "sin penalidad" tras la reanudación de sus servicios.