Abel, que ha insistido en que es hija del artista, ha expresado su "fe" en la juez que ha ordenado la exhumación de los restos y su intención de continuar "luchando". "Voy a recurrir y voy a aportar otro forense, porque no me fío", ha explicado Abel en un entrevista en TVE. Ha recordado, asimismo, que no conoce personalmente a la magistrada y que "esta debía tener una base más fuerte" para ordenar la realización de las pruebas.

La vidente ha adelantado la intención de su abogado de "intentar parar el juicio" sobre la paternidad señalado para el próximo 18 de septiembre en el que esperaba ser reconocida como hija del pintor. "Hay muchos intereses creados", ha explicado Abel quien ha asegurado sentirse como "David contra Goliat".

En cuanto a la posibilidad de que tenga que asumir el pago de las costas judiciales y le puedan reclamar el coste económico derivado de la exhumación, Abel ha respondido: "Soy insolvente y tengo una abogado de oficio".

La vidente de Figueres ha lamentado que con estos resultados se "pone en duda la palabra de una persona mayor (su madre)". "Lo siento más por ella que por mi", ha comentado Abel quien ha apuntado que el pintor era una figura pública pero "tenía una vida propia de puertas para dentro que nadie controlaba".