Los consumidores españoles son los que más pagan en su factura de internet con respecto a otros países europeos.
Los consumidores españoles son los que más pagan en su factura de internet con respecto a otros países europeos. KELISTO.ES

Un estudio realizado por Kelisto.es determina que los usuarios de internet en España pagan hasta un 24% más de media en las tarifas de la red y telefonía móvil que los demás países de su entorno analizados, como Italia, Francia, Reino Unido y Alemania.

Estos datos se traducen de forma que los consumidores españoles abonan una cantidad de 49,95 euros al mes en el contrato medio de internet (ADSL o fibra óptica), según el precio medio de los tres tipos de contrato. La media europea se queda en 37,67 euros mensuales.

Es decir, que los españoles aportan 7,28 euros más en la factura de internet y telefonía fija.

El análisis señala que, al acabar el año, en España superan a la media europea por su contrato de internet en casa en 87,36 euros.

Sin embargo, otros países como Alemania pagan 42,29 euros al mes por internet; Reino Unido abona 32,85 euros; Italia 27,43 euros y Francia solo 27,43 euros.

Manuel Moreno, redactor jefe de Kelisto.es, destaca que en España estas tarifas suelen incluir descarga ilimitada de datos en internet fijo, al contrario que muchos otros mercados europeos, pero que, sin embargo, nuestro país se queda en clara desventaja en cuanto a su importe.

En 2016 hubo una reducción del 13,39% en el importe

"Teniendo en cuenta el número de líneas de internet fijo activas en España en el mercado residencial, 10,9 millones, se puede afirmar que los españoles pagan 960,7 millones de euros más al año que la medio de los consumidores de los países analizados", declara Moreno.

Esta diferencia económica entre los pagos a los contratos de internet y telefonía fija españoles y aquellos a nivel europeo sigue siendo notable, pese a la reducción de los importes el pasado año de un 13,39%, "más que el descenso registrado en la media de los cinco países analizados" - explica Moreno- que es de un 5,2 %.

De hecho, España es el tercer país que más ha rebajado el precio de la factura de internet en el año 2016, después de Italia (20,83%) y Francia (18,38%).

Las tarifas más caras

Asimismo, el informe deja demostrado que nuestro país supera a los demás de Europa que han sido objeto de estudio en cuanto al precio de las tarifas o, al menos, en dos de ellas.

El consumidor español se caracteriza por su inmovilismo y miedo a cambiar de compañía"

Los resultados recabados por el análisis se han obtenido tras analizar los precios medios que pagaría cada país según tres tipos de tarifas que varían en cada mercado europeo.

Así, los usuarios españoles pagan más en tarifas de 10 Mb y 100 Mb de velocidad de navegación -57,46 euros de media en el caso de esta última- y solo en las tarifas de 30 Mb de velocidad son superado en el precio por otro país. En este caso por Alemania, donde abonan 43,37 euros de media.

Aún así, España sigue siendo el que menos beneficios económicos aporta a sus consumidores y el que ofrece las tarifas más caras. Pese a ello, los españoles mantienen su contrato con la misma compañía.

"El consumidor español se carateriza por su inmovilismo y un cierto miedo al cambio de compañía, a pesar de que según el estudio que hemos realizado, podría ahorrar hasta 182 euros al año si realizara una compra inteligente y eligiera la tarifa de internet fijo en casa, ADSL o fibra óptica más telefonía fija incluida, que más se ajusta a sus necesidades de consumo", lamenta Moreno.