La rebelión de la Comisión de Garantías estatal y varias autonómicas contra los nuevos estatutos de Podemos, aprobados en julio, se ha elevado a los tribunales. Profundización Democrática, una corriente dentro de Podemos, ha interpuesto una demanda colectiva en el juzgado de primera instancia de Madrid para impugnar esos estatutos, según recogen medios como El Independiente o El Confidencial.

El renovado código disciplinario que incluyó la Ejecutiva en los nuevos estatutos abrió un debate en el seno de la Comisión de Garantías, el órgano que se encarga de velar por el buen funcionamiento de la organización.

De hecho, 11 de las 16 comisiones de garantías autonómicas de Podemos habían suscrito un manifiesto en la que declaran nulos de pleno derecho los nuevos estatutos del partido por invadir competencias y funciones de la Asamblea ciudadana estatal. Esto quiere decir que los firmantes consideran que estos cambios estatutarios deberían haber sido votados por las bases en el Congreso de Vistalegre 2.

Según consta en el documento de la demanda, el nuevo reglamento "desobedece flagrantemente el mandato y lo acordado por la Asamblea General de Podemos" al "eliminar artículos por completo, y en otros a introducir artículos con materias y cuestiones no tratadas en ningún documento ni momento en la Asamblea General de 2017 y a atribuir(se) al Consejo de Coordinación Estatal de Podemos competencias de las que carecen según lo aprobado en la Asamblea Ciudadana Estatal".

La demanda busca una "sensata rectificación" de la dirección para que "la normalidad democrática vuelva a su cauce" El texto admite, en cualquier caso, que con esta demanda pretende, sobre todo, una "sensata rectificación" por parte de la dirección para que "la normalidad democrática vuelva a su cauce" y se retiren los estatutos porque entiende que no responden de forma fidedigna al documento acordado en la asamblea de Vistalegre 2. "Los Estatutos deben ser reflejo de lo aprobado en la segunda Asamblea Ciudadana Estatal de Podemos", señala el comunicado de esta corriente minoritaria del partido de Pablo Iglesias.

Por esta razón ha presentado esta demanda un día después de que el Consejo Estatal de Podemos no respondiese a la petición de la mayoría de las comisiones de garantías autonómicas para que anulasen los estatutos. Y recuerda que al ser una demanda colectiva podrán adscribirse a ella, si es admitida a trámite, todos los inscritos en Podemos que quieran hacerlo.

Este lunes, el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, pedía a los cargos públicos de la formación que "dejen trabajar" a los órganos para resolver el conflicto abierto en las comisiones de garantías e instaba a que fueran "los órganos que tienen competencia para decidir las cosas los que decidan" y "los demás acataremos las decisiones".

"Las decisiones de la Comisión de Garantías no las toman manifiestos ni páginas web ni editoriales, se toman en la propia Comisión, y eso es lo democrático, lo lógico, lo habitual y lo que tiene que pasar", indicó en rueda de prensa.

Por otro lado, también el portavoz de Unidos Podemos en el Senado, Ramón Espinar, aseguraba este lunes que en la formación no hay enfrentamientos entre "familias y corrientes".