Harvey
Varios oficiales en un barrio inundado por la crecida del río Buffalo Bayou en Houston. Tannen Maury / EFE

El Departamento de Defensa de EE UU reconoció este viernes haber cometido un error de cálculo al informar este jueves del envío de 6.300 militares a Houston (Texas) para participar en tareas de emergencia y rescate por el huracán Harvey, cuando en realidad los soldados desplazados fueron 1.638.

Según explicaron fuentes del Pentágono consultadas por Efe, la confusión se debió a la presencia tanto de militares como de miembros de la Guardia Nacional (una fuerza de reserva) en la zona afectada por el huracán, que en Texas ha causado al menos 46 muertos desde que impactó en ese estado hace una semana.

Debido a un error en las hojas de cálculo, el Comando Norte informó sobre el envío de 6.300 militares, cuando el total de tropas desplegadas en Texas fue aproximadamente cuatro veces inferior.

"En una acción de respuesta rápida como esta, algunas personas han sido doblemente contabilizadas en las hojas de cálculo", reconoció el teniente coronel Jamie Davis, portavoz del Pentágono, al canal CNN.

Contra los saqueos

La presencia de las Fuerzas Armadas se ha vuelto imprescindible tanto para tareas de rescate como para garantizar la seguridad en una ciudad que ha registrado numerosos saqueos en los últimos días, lo que llevó a su alcalde, Sylvester Turner, a imponer el toque de queda durante la madrugada del pasado martes.

En total son aproximadamente 13.000 los militares, entre miembros en activo y de la reserva, los que están tomando parte en el operativo.